martes, 28 de mayo de 2013

La prostitución en el cine: una historia de agitación y propaganda



La prostitución en el cine: una historia de agitación y propaganda 1
Pilar Aguilar, ensayista y crítica de cine.

Prisioneras entre muros cambiantes. A menudo, cuando pienso en la situación de las mujeres, me vienen a la mente esas palabras de Cernuda2 (aunque, como pueden figurarse, él no las decía refiriéndose a nosotras). Hemos derribado en muy poco tiempo enormes y variados muros: legales, mentales, espaciales, profesionales… pero comprobamos que algunos se vuelven a reconstruir un poco más allá, con otra forma y con otros materiales. No estoy negando nuestros enormes avances –pues hacerlo equivaldría a olvidar los velos, ataduras, prohibiciones, sometimientos en los que vivíamos no hace tanto– pero forzoso es constatar que seguimos prisioneras entre muros cambiantes, algunos de los cuales parecen inamovibles.

Descorazona ver cómo continúan los asesinatos de mujeres, cómo la violencia y las agresiones no cesan, como caen redes de pedófilos (lo cual significa que se renuevan constantemente), cómo la prostitución sigue pujante, moviendo millones de euros y gozando del beneplácito y complacencia de buena parte de la opinión pública.

Puesto que nadie medianamente coherente ignora que somos seres construidos, preciso es preguntarse por los mecanismos que fabrican el caldo de cultivo necesario para que pervivan y se reproduzcan tantas y tales tropelías y salvajadas. El patriarcado sigue vivo y en él se cimenta una estructura simbólica y un universo imaginario que educan en el convencimiento de que las mujeres somos seres de menor cuantía, seres al servicio del varón. A su servicio en todos los sentidos: desde la comida hasta la cama, desde el nacimiento hasta la muerte (incluida la muerte por asesinato).

¿Y cuál es el papel del relato de ficción audiovisual en todo esto? Fundamental. En primer lugar por la importancia que tiene en nuestro mundo. Recordemos las casi cuatro horas de televisión que consumimos la día (y la televisión no es la única pantalla que ocupa nuestra vida). Pero su trascendencia no radica solamente en el tiempo que le concedemos sino en la influencia que sobre nosotros ejerce. Basta con que los medios aireen cualquier acontecimiento, personaje o fenómeno para que cobre una importancia desmesurada, sin relación directa con su valor o con su incidencia real en nuestras vidas. Si le conceden importancia a un asunto, sabemos que nos van arrastrar en esa espiral de “interés”. E inversamente, lo que los medios audiovisuales silencian u ocultan no existe. Comparemos la mortalidad de la gripe aviar o la gripe NH1N1 con la que ocasiona la malaria, por ejemplo y comparemos el lugar mental y emocional que ambas enfermedades han ocupado en nuestro mundo. Pues igual ocurre con todo.

No podemos olvidar, además, que los relatos mediáticos en general y los audiovisuales en particular no se limitan a mostrar.
Forzosamente (al margen incluso de cuáles sean las intenciones explicitas y conscientes de sus creadores) generan un punto de vista, una posición moral, simbólica y emocional sobre lo que muestran (o sobre lo que silencian). Y, por último, hemos de tener en cuenta que el lenguaje audiovisual goza de una enorme capacidad para situarnos en el lugar de la representación, para construir puntos de vista, para asignarnos un determinado lugar en el mundo creado. Son, por lo tanto, potentes artefactos de educación sentimental.
En cualquier caso, el impacto que en nosotros produce un relato, su capacidad para condicionar nuestra manera de ser y estar en el mundo, nada tiene que ver con el hecho de que sea verdad o mentira, ficción o realidad (esto de “realidad” hay que ponerlo entre comillas pues no se debe confundir lo real con la realidad que, siempre, es una construcción humana).
Lo que importa de un relato es su poder, su capacidad para ser fuente de realidad. Pensar: “Bah, es sólo cine, entretenimiento.
Sabemos poner las cosas en su sitio y distinguir”… resulta de una nefasta ingenuidad. Comparen el impacto que puede tener a la hora de enfrentarnos a nuestros miedos, nuestras esperanzas, nuestros deseos, cualquier film fantasioso (tipo Crepúsculo, Matrix, Spiderman y otros Supermanes, elfos o trasgos) con esta verdad: un triángulo equilátero tiene tres lados iguales.

Pues bien, en el 90% de las ficciones que llegan a nuestras pantallas, el protagonismo está acaparado por figuras masculinas. De modo que el primer mensaje que nos lanzan es éste: los varones son los seres que importan, los que de verdad encarnan el significado de lo humano.

Fíjense lo mal que suena lo anterior si lo verbalizamos. En efecto, gracias a nuestra lucha, hemos conseguido –y en pocos años– que un aserto de ese calibre nos parezca brutal y lo rechacemos.
Los mensajes audiovisuales son actualmente mucho más brutales y, sin embargo, ante ellos nuestra capacidad crítica se muestra adormecida pues nos fallan los filtros racionales. No nos parece que “digan” nada o que digan las barbaridades que dicen. Y es que, más que decirlo, lo que hacen es darlo por hecho, crear un mundo donde “naturalmente” las cosas son así. Y por ello resultan tan eficaces.

Al centrar masivamente las historias en los varones, el relato audiovisual socialmente compartido nos predica que los varones saben, descubren, resuelven, van, vienen, hablan, actúan, se interrelacionan. En torno a ellos se organiza la trama. El espacio y el tiempo se segmentan según sus necesidades. El mundo les pertenece. Inversamente, niega a las mujeres el estatuto de sujetos. Les asigna el rol de seres vicarios, de menor cuantía, que existen en función de otros seres, los verdaderos protagonistas. Las mujeres quedan reducidas a una peripecia más de las que conforman la gran aventura viril. Aparecen cuando los varones tienen que vivir el capítulo erótico–amoroso. Son un parque temático al que el varón acude a solazarse.

A menudo la verdadera pasión, la verdadera historia, el núcleo significativo, lo que importa discurre exclusivamente entre varones. Varones guapos o feos, buenos o malos, cobardes o valientes, pacificadores o guerreros, divertidos o siniestros… Todo tipo de seres que pueblan un mundo siempre masculino en que los personajes femeninos son anecdóticos y marginales. Pensemos en ISI&DISI, en La guerra de las galaxias, en Días del fútbol, en El señor de los anillos, en Náufrago, en Mortadelo y Filemón, en Invictus, Celda 211, y un largo etcétera.

En definitiva, lo que importa, los verdaderos deseos -para bien y para mal- discurren entre hombres. Pero, cosa extraña, el deseo sexual se vive, sin embargo, con mujeres. Esta loca dicotomía tiene nefastas consecuencias. Crea una actitud neurótica y agresiva en el varón. En efecto, sentirse atraído por alguien que no merece tu estima genera irritación. Forzosamente se vive como una debilidad insoportable: “¿Cómo es posible que este ser de menor cuantía tenga un poder sobre mí?”.  

   
Mujer objeto. Laura Cabrera. 2008


Una masculinidad agresiva, misógina y homófoba 

Esta construcción del mundo ficcional como un mundo de hombres donde sólo ellos importan y donde las mujeres no significan nada llega, a veces, a extremos delirantes. Así en El sargento de hierro (Clint Eastwood, 1986). Clint Eastwood interpreta a Tom Highway, sargento de artillería del cuerpo de Marines y veterano condecorado de varias guerras incluida la de Vietnam. La película nos lo muestra como soldado heroico, valiente, invencible en las peleas, honesto, exigente con los soldados y “simpáticamente” borrachín, pendenciero, asocial, machista, agresivo y arbitrario. Estos atributos son presentados en el film como positivos o, al menos como justificados. Así, por ejemplo, el excesivo consumo de alcohol se construye como un complaciente y festivo rasgo de virilidad. Igual ocurre con sus pendencias y agresividad pues tanto unas como otra aparecen emocionalmente respaldadas por el relato y, además, todos los personajes que le reprochan tales conductas son pusilánimes, antipáticos o cobardes cuando no una mezcla de la tres cosas.

Analicemos cómo empieza el film. Como telón de fondo a los títulos de crédito, vemos imágenes de varias acciones de combate donde intervienen marines. Esas imágenes se complementan con otras que nos muestran a soldados heridos ayudados de diversas maneras por sus compañeros. Las escenas, de marcado tono documental, están en blanco y negro y son presentadas como pertenecientes a guerras de la segunda mitad del pasado siglo donde han intervenidos tropas americanas. Su objetivo es familiarizarnos con el pasado heroico del protagonista. La secuencia que nos interesa es la inmediatamente posterior a la que acabo de evocar. Es la primera del relato propiamente dicho y sirve para presentarnos al protagonista. Antes de hacerse visualmente presente, su voz ya ocupa el espacio narrativo, es, pues, el dueño del relato. ¿Y qué nos cuenta? Pues sus andanzas por los prostíbulos del Vietnam. Sexo y ejército. Pero mientras que el ejército es una razón de ser, un constituyente esencial, el marco estructural –físico y mental– en el que se desarrolla el film, las mujeres no pintan nada. Son sólo agujeros: “Había una que tenía un chocho que era una maravilla”. Y cuando –en contadas ocasiones en el trascurso de la película– se hace referencia a mujeres que no son prostitutas se señala bien la necesidad de que estén convenientemente acantonadas en una esfera que no se mezcle con la viril. Un hombre de verdad no puede, por ejemplo, contarle sus andanzas a su “Mami”. Si lo hace, queda ridiculizado por débil y aniñado. Y su debilidad tiene desagradables consecuencias: fastidia ese maravilloso plan de “follar” sin descanso. Así, la “Mami” se lo cuenta a su vez a un congresista. Como el congresista es un “maricón que tiene el culo tan dado de sí que…” etc. etc. a los soldados se les prohíbe frecuentar los burdeles. Si nos fiamos de lo que nos enseña el cine, el cuerpo de marines es disciplinado hasta lo absurdo. Cientos de filmes nos muestran que deben obedecer órdenes por salvajes e irracionales que sean. Salvo, claro está, si lo que se les dice es que no vayan de “putas”. Entonces, por el contrario, han de ser “graciosamente insubordinados” y redoblar sus visitas a los prostíbulos. No quiero caer en la prolijidad de contar la escena pero sí es preciso resaltar que en la pelea que se desata a continuación (contra un “malo” que casualmente es feo, gordo y hortera), ambos se acusan una y otra vez de ser maricones. Asombra tanta obsesión. Ahora bien, viendo la película observamos que toda ella se desarrolla entre hombres. Acaparan el espacio visual y narrativo. Son los que importan, los que se entienden para bien o para mal, unos y otros, los que se ayudan o se oponen. Sospechamos que ante tal borrado sistemático de las mujeres los varones –consciente o inconscientemente– se dan cuenta de que esa obsesión monotemática por el mundo masculino, puede resultar “sospechosa” y se curan en salud remachando de manera terca: “Maricón tú, no yo, yo follo sin parar con mujeres”. ¿Mujeres? Y aquí volvemos a lo que dijimos antes: no son mujeres, son agujeros o incordios (madre y ex esposa).

¿Qué mundo es este que nos construye la ficción audiovisual? ¿qué educación nos trasmite y, sobre todo, les trasmite a los varones? Yo personalmente estoy convencida de que para hacer avanzar el feminismo habría que actuar en la educación emocional de los y las jóvenes. Proyectar esta escena en clase y analizarla para ver qué tipo de masculinidad se propone, poniendo de manifiesto su brutalidad en general y su misoginia en particular.


Una mirada que prostituye a las mujeres     

Como dije en otro lugar3 “Josep Vicent Marqués señaló4 que: “La paradoja de la heterosexualidad del varón está en que no le gustan las mujeres como personas”. Desear y despreciar al tiempo es una locura y constituye fuente importante de agresividad masculina hacia las mujeres pues resulta humillante sentirse ligado –es decir, “debilitado”– por el deseo hacia quien no te merece interés alguno, hacia quien consideras un ser de menor cuantía, marginal y, por lo tanto, despreciable.

O mejor dicho, cuyo único interés reside en su cuerpo. En efecto, cuando se analizan las representaciones gráficas, visuales y audiovisuales que se hacen de las mujeres se comprueba que se las construye como cuerpos deseables y poco más. Cuerpos en su materialidad más alicorta, cuerpos que no encarnan ningún otro significado, cuerpos que se agotan en sí mismos”.

Así se explica la representación recurrentemente fragmentada del cuerpo femenino. No volveré sobre ello puesto que ya otras publicaciones me detuve en examinar este procedimiento de la
construcción de la mujer como espectáculo5. Aquí sólo quiero recordar que tal segmentación reduce el cuerpo femenino a una colección de partes clasificadas en función del placer voyeurista
masculino, destruyendo así la individualidad de las mujeres. Ese tipo de mostración rompe la dinámica del relato, no se inserta en ninguna necesidad dramática, ni hace avanzar la historia, ni explica nada. Su mensaje está dirigido a la más ramplona y tópica configuración del deseo masculino heterosexual: “Aquí tienes unos minutitos de regalo para que disfrutes viendo nalgas, pechos, muslos, boca. Sí, claro, pertenecen a una mujer pero lo que nos importa no es ella, sino estos apetitosos trozos de su cuerpo”. Como quien va a una carnicería a comprar chuletas de cordero para su posterior consumo. Así, y como analicé en otro lugar6, en Pretty woman (Garry Marshall, 1990) al finalizar la presentación del protagonista masculino, sabemos muchas cosas sobre él: es inteligente, poderoso, culto, arrasador e irresistible. Los hombres lo admiran y lo buscan para hacer negocios con él; las mujeres quisieran ser su “elegida”. Hasta sabemos quién es su abogado, su chófer, una de sus ex novias; sabemos que se acaba de morir su padre… Al terminar la presentación de ella sólo sabemos que está formada por el ensamblaje de una impresionante colección de partes eróticas, que no tiene para pagar el alquiler porque gana poco y su única amiga lo dilapida. Él es un individuo completo, ella es un cuerpo fragmentado.

Por decirlo con pocas palabras: al imaginario masculino más tópico no le importan las mujeres como personas (aunque pueda usarlas). Por eso su mirada sobre ellas es una mirada que las cosifica, que las convierte en meros receptáculos del placer ajeno, una mirada que no las ve y cuyo único objetivo es complacer al varón. Una mirada que las construye, en suma, como seres prostituidos. En consecuencia, el deseo masculino no requiere reciprocidad para realizarse. O, si se quiere formular de otra manera, diremos que el deseo femenino sólo puede expresarse en una
formulación pasiva: ser deseada por el dueño del deseo. Si el dueño del deseo nos desea, ya vamos bien servidas y si, además, paga ¿qué más podemos querer?
 
mujer objeto
Por otra parte, la aparición de personajes de mujeres que ejercen explícitamente la prostitución u otras variantes asimiladas (strip tease, por ejemplo) es abundantísima. En el análisis que realicé para mi libro Mujer, amor y sexo en el cine español de los 90 (anteriormente citado) comprobé que había muchos más personajes femeninos que se dedicaban a la prostitución o similares que a cualquier otra ocupación. En otro trabajo recientemente publicado7 he vuelto a comprobar que, en los 26 filmes españoles más vistos entre 2000 y 2006 dirigidos por varones, el 30,8% de incluyen personajes “que van de putas”.

La consideración de que el cuerpo de las mujeres es una mercancía cuya compra-venta no tiene trascendencia y puede formar parte de las transacciones rutinarias entre varones está muy naturalizada en el cine. Así en El penalti más largo del mundo (García Santiago, 2005) el protagonista, portero de un equipo de barrio, debe parar un penalti. Para conseguirlo, ha de estar centrado, relajado y contento. Ahora bien, él anda un poco intranquilo y descentrado porque le gusta una chica y ésta no le corresponde. Todos los amigos intentan que la situación cambie. Si la chica no lo quiere, pues nada, que se acueste con él a cambio de algo. Es el propio padre de la chica quien intenta convencerla y le promete un vestido si accede. Ya comprendemos que es mucho más importante un penalti que el cuerpo de una mujer.

La prostitución como desenfreno sexual… femenino

Como hemos señalado, la cosificación, la anulación del sujeto femenino en tanto que ser humano, lo construye como ser prostituido al servicio del placer varonil. Además, la representación audiovisual mayoritaria elude el deseo de las mujeres que, o no importa o coincide maravillosamente con el deseo masculino. Ser deseada por el dueño del deseo, esa es la meta.

El relato escenifica de las más diversas maneras este supuesto. A menudo se disfraza de feliz coincidencia: a las mujeres –y ya desde chiquititas– les gusta hacerle a los hombres lo que a ellos
también les gusta. Por ejemplo, en el corto La concejala antropófaga (que es un montaje más extenso de una escena de la película Los abrazos rotos, de P. Almodóvar,) se ilustra el entusiasmo
de la tal concejala por la felación: cuenta con gran énfasis lo que le gusta “chupar pollas” (y pies, ese es el toque original almodovariano). Tanto le gusta y desde tan pequeñita (desde que su escasa altura le brindaba la gran suerte de tener la boca a la altura de las braguetas varoniles) que lamenta mucho que en su entorno no hubiera ningún pedófilo. O sea que pueden existir hombres “raros”. Vaya ¡qué mala suerte! Se supone que nos tenemos que reír. Si somos “progres”, hemos de reírnos más puesto que la concejala es de derechas.

Otras veces, las mujeres actúan, no por deseo, sino por amor.
Puede que a ella no le guste “chupar pollas”, ni prostituirse pero que esté dispuesta a hacerlo como muestra de cariño. Así, como comenté en otro artículo a propósito de la película Rompiendo las olas (Lars von Triers, 1995)8: “Al principio del film, en la secuencia de la boda, queda meridianamente planteado qué se entiende por amor y por placer. Ella le dice: “Hazme el
amor” y lo que para ella –y él– significa es: “Toma mi cuerpo y disfruta con él, que mi disfrute es que tú disfrutes”. En el desarrollo de la escena queda claro que la idea de “hacer el amor”
para nada incluye el placer ni el deseo de la protagonista o, si se quiere, incluye la idea de que el placer y el deseo de ella es sola y exclusivamente el deseo y el placer de él. Estamos, pues, ante un placer vicario que se define en relación al otro. Así, como dijimos antes, placer para las mujeres es dar placer. Y si para dar placer hay que pasar por el sufrimiento e incluso la muerte, pues se pasa.

Siguiendo tal planteamiento, cuando más tarde él le pide que “haga el amor con otros”, se entiende que le está pidiendo que haga con otros los que antes hacía con él: poner su cuerpo a
disposición de diversos varones –los que sean, da igual y éste es un agravante– para que ellos disfruten usándolo, a fin de que su amante esposo también disfrute, en una cadena en la que, vuelvo a repetir, el único deseo y placer que queda excluido es el de ella.

La protagonista de este film, como ama a su esposo (suprema justificación para que las mujeres acepten cualquier tropelía y salvajada) hará lo que él le pide aunque tenga que vomitar, ser
despreciada, lastimada e incluso asesinada. Grandioso.
Si no se tiene en cuenta el deseo ni el placer de las mujeres, se da carta blanca al varón para plasmar su propio deseo e imponerlo. Y así, por ejemplo, las escenas de sexo de las películas
repiten machaconamente este mensaje: al orgasmo femenino se llega sólo con la penetración y dura lo que dure el orgasmo masculino. O sea, el coito es el alfa y la omega y su variante es
la felación. Punto9.

Más ampliamente, se postula que la mujer “naturalmente” ha de disfrutar con lo que el varón disfrute. De ahí que se construya a los personajes femeninos que ejercen la prostitución
como seres llenos de “entusiasmo vocacional por el oficio”. Muestran alegría, dinamismo, ganas de vivir. En oposición, los personajes femeninos “decentes” son desagradables, fastidiosos, irritantes, ruines. Esa dicotomía aparece en muchos y variados filmes. Desmontando a Harry (Woody Allen, 1997), Ochocientas balas (Álex de la Iglesia, 2002) o Airbag (Bajo Ulloa,
1997), por citar sólo algunos ejemplos. Las mujeres de estos filmes se distribuyen en dos bloques bien delimitados: “las decentes” que son arpías, brujas, castradoras e insufribles y las prostitutas que son generosas, divertidas, que no incordian, que dan placer a los personajes masculinos sin plantearles ningún requerimiento o problemática. Y que llevan su entusiasmo tan lejos que terminan enamorándose del cliente (Airbag) o proponiendo “servicios” gratis a viejos y niños (Ochocientas balas). Hay ciertas excepciones: puede aparecer alguna jovencita que no se dedique a la prostitución y que, sin embargo, sea guapa, sumisa, complaciente y que tampoco incordie, aunque nunca te puedes fiar del todo (Desmontando a Harry).

Según el cine, la prostitución se ejerce por impulso vocacional irresistible. En Pelotazo nacional (Ozores, 1993) las mujeres se dedican a la prostitución por vicio y lujuria incontenibles. Quieren follar y como sus maridos no están a la altura de tanto desenfreno, ellas se ven obligadas a prostituirse para colmar sus ardores. Obsérvese que no recurren al procedimiento más obvio: echarse uno o varios amantes expertos y bien mandados que le hagan lo que ellas quieran. No, eso es cosa de hombres. A las mujeres lo que las satisface es que un tipo cualquiera les haga lo que él desee. Ellas no crean un guión para sus deseos porque su deseo es someterse al guión que escribe el varón. Y puede objetarse: “Bueno, es que Ozores…”. Pues lo mismo hace Buñuel en Belle de jour (1967). Como analicé en otro lugar10: “La protagonista –encarnada por Catherine Deneuve– tiene fantasías masoquistas y ¿cómo las realiza? No pidiéndole al marido la incorporación de rituales sadomasoquistas en su relación sexual, ni –si él se negara– buscando a un apuesto y bien mandado joven para que “la maltrate” en un guión controlado por ella misma, sino haciéndose prostituta a tiempo parcial. Es decir, poniéndose a disposición de los hombres que
lleguen al prostíbulo para que hagan con ella lo que quieran.

Es una realización cuanto menos extraña ya que, como señala Jutta Brückner11:

“En el seno del imaginario se realizan experiencias que no quieren o no pueden hacerse realidad porque conducen a zonas que son el límite mismo de toda experiencia. La imaginación
calma los deseos fantásticos, no los deseos reales. Cuando las mujeres soñaban (y sueñan) con sujeción sexual no es porque desean, por ejemplo, de ser violadas en el sucio pasillo de una casa sino por deseo de verse totalmente sumergida y perdida en sus propios deseos”.12




Pero la película de Buñuel no lo entiende así. Es decir, no lo entiende así en el caso de la protagonista, sí lo entiende así en el caso del cliente masoquista –eminente profesor de universidad– que también gusta de ser humillado y castigado. Porque él, al contrario que ella, sí distingue perfectamente entre deseos imaginarios y plasmación de esos deseos. No deja, pues, su cátedra y se pone a servir a una marquesa tiránica que lo humille y maltrate realmente. En la realización de su fantasía sadomasoquista, él no dimite de su poder. Al contrario: elige pareja, vestuario, guión, tiempo y modos. Es decir, el cliente no quiere la realidad, quiere la fantasía, quiere una puesta en escena masoquista en la que él lleve las riendas. Quiere una representación de la que él sea el director.

Pero la diferencia de planteamiento según que se hable de hombres o de mujeres es un esquema muy recurrente y base misma de todo relato patriarcal. Y así, como dije antes, en el cine, cuando un personaje varón desea tener muchos y variados encuentros sexuales, busca y elige –sobre todo elige– mujeres voluntarias o pagadas para hacer con ellas –o para que le hagan– lo que él quiera. Una mujer que desee la promiscuidad no actúa de la misma manera, no busca chicos apañados y obedientes que le hagan lo que ella desea (incluida una azotaina, por ejemplo). No, ella se pone a prostituirse en una esquina.”

Y es que somos prostitutas vocacionales. Como señala un personaje de la película Jamón, jamón (Bigas Luna, 1992): “Todas las mujeres lleváis una puta dentro”. A lo que cabría responder que se trata más bien de que muchos hombres (no todos, menos mal) llevan dentro un prostituidor, que sueña con convertir a todas las mujeres en prostitutas (y sin pagarles).





Además de prostituidas, contentas y entusiastas

Como vengo exponiendo, el relato audiovisual hace una acendrada, entusiasta y masiva propaganda de la prostitución. En todo tipo de películas y de muy diversas maneras. La banaliza
casi siempre y la trata o evoca con complacencia y humor.
En Torrente 3 (Santiago Segura, 2005) uno de los personajes comenta: “a pesar de que la prostitución me parezca absolutamente vejatoria para la mujer, si me invitas...”. Y sí, con las prostitutas hay que tener buen rollito pues no en vano son muy agradables y complacientes: “¡Cómo me gustan las guarrillas!” dice Torrente en Torrente 2 (2001). Pero tampoco hay que pasarse con los miramientos. De modo que, acto seguido, el mismo personaje comenta de una –y con ella delante–: “¡Mira que es fea, la joia, pero cómo chupa!”.

La inmensa mayoría de los filmes dirigidos por varones y que abordan el asunto tienen un denominador común: la prostitución es un oficio como otro cualquiera. Ya señalé en otro lugar13:
“Aunque todos los estudios psicológicos concuerden en que el ser humano necesita en torno suyo un espacio y que la trasgresión de ese espacio se vive como agresión, en el cine parece que las prostitutas tuvieran una estructura psíquica diferente. Ellas no tienen esos reparos basados en fuertes esquemas psicológicos que deban violentar, tales como la intimidad, la inviolabilidad del espacio corporal que psicológicamente necesitamos y que sólo dejamos que traspase gente especial, la repugnancia a tocar (y no digamos nada a chupar) un cuerpo extraño, etc. El ejercicio de tal actividad no conlleva humillación, ni desvalorización, ni asco, ni sufrimiento de ninguna suerte, así es que, para pasar la noche en una acera esperando que cualquiera pida precio por “una mamada” no hay que recurrir a ningún tipo de estimulante ni droga legal o ilegal (Pretty woman, por ejemplo)”.

En cualquier caso, el frenesí vocacional de las prostitutas desborda cualquier otro. Así, si un “cliente” tiene un pene grande, la prostituta se muestra encantada, lo vive como un regalo extra. En El pacto de los lobos (Christophe Gans, 2001) un grupo de hombres van al burdel. Como el amigo del protagonista tiene una serpiente tatuada en el pecho, la prostituta que lo “atiende” piensa que se trata de un brujo y se asusta. Los remilgos se acaban cuando él muestra el maravilloso tamaño de su pene (¡ah, era ahí donde residía su embrujo!). Entonces ya surge una voluntaria que se supone lo haría incluso sin cobrar. Nadie en su sano juicio se atrevería a imaginar un comportamiento similar en cualquier otro trabajo: un profesor entusiasmado porque en vez de veinte tiene cuarenta exámenes que corregir, un empleado de mudanzas que al ver un enorme y pesado mueble sonríe extasiado…

La trata no existe

En medio de tan festivo panorama, la trata de mujeres no existe, claro está. Resulta curioso comprobar el foso entre la realidad que se percibe en cualquier lugar donde se ejerce la prostitución y los relatos audiovisuales que la muestran. En el primer caso, con una simple ojeada se comprueba que casi todas las mujeres son extranjeras. No vamos a pensar que las rumanas, brasileñas, paraguayas son vocacionalmente prostitutas (aunque, como estamos comprobando, la ficción audiovisual puede dar como cierta cualquier aberración). Lógico es deducir que la ejercen mujeres en situación de extrema necesidad. Muchas de ellas abusadas, sometidas, esclavizadas. Pero, por supuesto, eso no se muestra. O se muestra muy pocas veces.

Un ejemplo raro es Lilya Forever (Lukas Moodysson, 2002). Excelente y durísimo film que nos cuenta cómo una adolescente rusa de 16 años, abandonada por su madre, se ve abocada a la prostitución para poder comer. Un día, conoce a un encantador chico que le promete un futuro mejor en Suecia. Así es como Lilya termina en la red de trata de mujeres. La película lo muestra sin concesiones y sin falso sentimentalismo.

Todo lo contrario de lo que hace el film Princesas (León de Aranoa, 2005). Éste plantea la propaganda moralizante de: “Rescatemos a la pobre emigrante y dignifiquemos la profesión cuando se ejerce libremente”. Ese rescate de la pobre emigrante no pasa, por supuesto, por la lucha contra la prostitución ni siquiera por la lucha contra la trata pues, si bien Zulema, la emigrante, se prostituye por necesidad y tiene que aguantar el maltrato de un tipo brutal que le promete papeles, no está sometida al control de ninguna mafia. Vino y se va siguiendo su albedrío. Depende de sí misma y de la generosidad de su amiga Caye. No estamos, pues, ante un tema de justicia ni de derechos humanos sino ante un tema de caridad. Es una lástima que las miles de mujeres de países del tercer mundo o de Europa del Este, obligadas a prostituirse, no tengan una Caye a su lado. Aunque ya me serviría de consuelo que León de Aranoa dedicara los ingresos que le genere su última película a hacer “obras de misericordia” y facilitara la liberación de algunas de las que están en nuestras calles, parques, puticlubs de carretera y pisos. En fin, Princesas ilustra la bonita teoría del libre albedrío, a saber: “No se debe obligar a nadie a ejercer de prostituta pero sí se trata de una opción personal ¿hay algo de malo?”. Y así, por contraste con Zulema, el personaje de Caye, se prostituye porque quiere. Tiene el capricho de pagarse una operación para agrandar sus mamas y se supone que este trabajo le resulta cómodo y adecuado. Hay que pasar por algún mal traguillo pero, bah, merece la pena. Por supuesto vender el cuerpo, la intimidad, el propio deseo, es algo tan leve, tan sin implicación alguna en los sentimientos, las emociones, la autoestima, que puede compaginarse con una vida totalmente convencional que incluya comida semanal en familia. Una vida cuya aspiración máxima sea encontrar a un hombre que la espere a la salida del trabajo (¿del burdel?). Siempre pienso que los que plantean estas fábulas carecen de imaginación. No sé si Fernando León de Aranoa es capaz de pensarse a sí mismo en una acera, ofreciéndose a hombres y mujeres por igual (pues si no hay deseo, qué más da). Y no a hombres y mujeres guapísimos, sino a cualquiera de los que pueden pasar por una esquina, a los que hay decir tus tarifas (tantos euros por un griego, tantos por un francés...) e intentar negociar con ellos para que no las rebajen en exceso.

Películas que muestran la realidad


Ya mencioné Lilya Forever. Lukas Moodysson es un director exigente, y construye y maneja muy bien las claves narrativas de sus películas. Aquí la bajada a los infiernos más sórdidos de Lilya, una adolescente rusa, está contada con maestría. Su historia agrede tanto más cuanto que los espectadores y espectadoras comprendemos que está “basada en hechos reales”, por decirlo con las tópicas palabras.

Pero son pocos los films que sitúan su cámara y su punto de mira en la descripción de un contexto que suene a verdad y no a fantasía delirante y edulcorada. Otro de ellos es Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (Díaz Yanes 1995). La película muestra cómo muchos varones consideran a las mujeres objetos meramente utilitarios. Si es la suya, la “legítima”, la convierten en depositaria y guardiana de sus hijos, sus legados familiares y, por lo mismo, de su honor. En ese sentido, el símbolo máximo de la decadencia de una raza o un pueblo es que no pueda controlar a sus mujeres. Las que no son depositarias de esos bienes son putas, depositarías tan sólo de su semen y su desprecio. Porque, en efecto, los varones que usan la prostitución desprecian profundamente a las mujeres que la ejercen ¿cómo, si no, podrían usarlas con tanto descaro y desparpajo? Las consideran poco más que animalitos obedientes que no pintan nada. Hasta el punto de que pueden estar presentes mientras los varones hacen los negocios más turbios. El personaje de Gloria vive esa total degradación hundida en el alcohol. La película cuenta su lenta y dolorosa recuperación para la vida. Recuperación que no es producto de una varita mágica sino que se basa en el propio esfuerzo y en la ayuda (ayuda que no caridad) exigente y cariñosa de otra mujer.

Monster (Patty Jenkins, 2004) gira en torno a la vida de una prostituta que vive sumida en un patético caos emocional y mental como consecuencia de los abusos sexuales que sufrió en la infancia. En la primera secuencia se nos narra cómo llega a la prostitución. Nos lo muestra como consecuencia de la profunda desestructuración psicológica que le generaron las agresiones sufridas cuando era niña.




Por último quisiera hablar de Miente (Isabel de Ocampo, 2009). Ganó muy merecidamente el Goya al mejor corto. Su directora demuestra un gran pulso narrativo y una gran inteligencia para la puesta en escena. Miente centra su historia en un personaje femenino prostituido por una de las muchas redes que se dedican a ello. Es una película de pocas palabras; sobria porque toda su fuerza se concentra en lo que muestra. La cámara sigue a su protagonista y no cae nunca en la tentación de “adornar” el relato. Así, por ejemplo, en la escena de la sodomización, el plano se centra exclusivamente en ella, en su cara, evitando cualquier otra mostración que pudiera servir de carnaza o que contaminara el horror con tintes “eróticos”. Al filmar la escena así, las imágenes nos dicen: “No estamos viendo un acto sexual sino una agresión sexual”. Isabel de Ocampo es joven, su carrera acaba de empezar y hemos de alegrarnos muchísimo de su aparición en el mundo de la creación audiovisual porque, como vengo argumentando, es esencial contar con propuestas que no se limiten a machacar una y otra vez los mismos tópicos sino que se atrevan a mirar de otra manera.





Como dijimos, la violencia contra las mujeres no es genética, sino trasmitida y aprendida (en buena parte a través de la ficción audiovisual). El hecho de que sea producto de entramados y construcciones históricas significa que es modificable. Podemos y debemos desracionalizar y deslegitimar la violencia machista. Urge hacerlo. Hemos de luchar en muchos frentes pero no cabe duda de que, para avanzar, nos será muy útil contar con ficciones audiovisuales que muestren otros puntos de vista, que eduquen en otras emociones, que nos faciliten (y faciliten a las nuevas generaciones) la elaboración de guiones de vida antipatriarcales.

Los relatos que masivamente se difunden hoy son especialmente dañinos y lesivos con la mitad de la humanidad y embrutecen y denigran a toda ella. Urge construir otras realidades humanas. Ya hemos avanzado mucho en pocos años y ya hay films que construyen otros puntos de vista. Yo personalmente confío, ante todo, en las directoras. Creo que ellas, cada vez más, reflejarán y darán eco a otras realidades, otras formas de ser hombres y mujeres que ya existen en la vida real. Animo, pues, a tod@s l@s lector@s a promover el cine realizado por mujeres.


1. Este artículo retoma parte de otro mío: “La violencia sexual contra las mujeres en
el relato audiovisual” en Pedro Sangro y Juan F. Plaza (eds.), La representación de las
mujeres en el cine y la televisión contemporáneos, Barcelona, Laertes, 2010, pág. 141-158.
2. Donde habite el olvido, poema VII
3. Aguilar 2010, op. Cit., pág. 146
4. Marqués, Josep Vicent 1981. ¿Qué hace el poder en tu cama? Barcelona: Ediciones
2001, pág. 86
5. Aguilar, Pilar (1998): Mujer, amor y sexo en el cine español de los 90, Madrid, Fundamentos,
capítulo 6, págs. 113 a 137 y en Aguilar, Pilar (2010): “El cine, una mirada cómplice en la violencia contra las mujeres” en Ángeles de la Concha (coord.), El sustrato cultural de la violencia de género, Madrid, Síntesis, pag.241-276.
6. Aguilar, Pilar (2004): ¿Somos las mujeres de cine? Prácticas de análisis fílmico, Oviedo,
Instituto Asturiano de la Mujer.
7. Aguilar, P. (2010): “La representación de las mujeres en las películas españolas:
un análisis de contenido” en Fátima Arranz (Dir.), Género y cine en España, Madrid:
Cátedra, pág. 211-274.
8. “El cine, una mirada cómplice en la violencia contra las mujeres”, op. Cit. Pág. 249
9. Nos estamos refiriendo a lo que se muestra en la mayoría de las películas lo cual no
implica que se niegue la existencia (aunque escasa, eso sí) de otras variantes.
10. “El cine, una mirada cómplice en la violencia contra las mujeres”, op. Cit. Pág. 258.
11. Brückner, Jutta: «Pornographie. La tache de sang dans l’oeil de la caméra ». Les
Cahiers du Grif. 25. Pág. 122.
12. La traducción es mía
13. “La violencia sexual contra las mujeres en el relato audiovisual”, op. cit.



Texto extraído de: “Prostitución. Ataque directo a los derechos humanos” 
Comisión de Violencia de CELEM
Madrid, noviembre 2010

Nota: el corto “Miente” de Isabel de Ocampo se puede ver en

http://www.youtube.com/watch?v=JCz8HGRTi2c




La mayoría de las IMAGENES han sido tomadas desde la web, si algún autor no está de acuerdo en que aparezcan por favor enviar un correo a  alberto.b.ilieff@gmail.com y serán retiradas inmediatamente. Muchas gracias por la comprensión.
En este blog las imágenes son afiches, pinturas, dibujos, no se publican fotografías de las personas en prostitución para no revictimizarlas.
Se puede disponer de las notas publicadas siempre y cuando se cite al autor/a y la fuente.
 









sábado, 25 de mayo de 2013

La trata de personas es muy buen negocio. Alberto B Ilieff



Nota
Este artículo lo terminé en el 2.007, en términos sociales los 6 años transcurridos es muy poco tiempo, la situación no se ha modificado en lo sustancial.
Desde entonces no han aparecido nuevas cifras, y las que se han publicado no tienen fuentes confiables, por lo que las que figuran en este trabajo pueden ser tomadas como actuales.
Lo que ha cambiado es la magnitud del negocio, Naciones Unidas y otros organismos internacionales alertan acerca de que la prostitución y por ende,  la trata de personas, aumentan notablemente en el mundo.
La profundísima crisis económica así como el avance de las ideas del capitalismo neoliberal que se hacen evidentes en la aplicación en gran parte del mundo de sus recetas, que aunque han demostrado sobradamente ser fallidas, continúan siendo aplicadas a rajatabla, el aumento de la violencia y paralelamente la falta de protección y valoración de la vida humana, son algunos de los elementos que confluyen para que se produzca este aumento.
Los gobiernos más allá de proyectos y comunicados, siguen mostrándose incapaces o cómplices con relación a esta temática.
Tampoco se hacen campañas para disuadir a los hombres de pagar por satisfacerse sexualmente en un cuerpo ajeno.
Por otro lado el proxenetismo se organiza a nivel empresarial y penetra en los gobiernos y organismos internacionales, fuertemente ayudado por las enormes ganancias obtenidas mediante la prostitución y la trata de personas que la acompaña. Esta penetración se realiza en la mayoría de los casos bajo la fachada de asistencia en la lucha contra el HIV u otras caras humanitarias, también  mediante agrupaciones de mujeres en situación de prostitución que pretenden defender sus supuestos “derechos” a ser consideradas “trabajadoras”, recibiendo muchísimo dinero para hacer lobby. El crimen organizado transnacional unido a distintas organizaciones internacionales, algunas con mucho renombre, originan grupos universitarios y de activistas locales, todos los cuales presionan sobre los gobiernos y la opinión pública buscando no solamente sostener sino también promover a la prostitución y por ende, la trata de personas.
Todo esto unido al panorama mundial crítico, hace que el avance en la aplicación y alcance de los Derechos Humanos  se vean comprometidos de manera importante.

Al final aparecen las referencias de lo obtenido en la web,  es probable que durante el tiempo transcurrido muchas de las direcciones ya no existan o se hayan modificado.
Alberto B Ilieff
Mayo 2013



 

 

LA TRATA DE PERSONAS ES MUY BUEN NEGOCIO

  

Por  Alberto B. Ilieff






Indice


Trata de Personas es muy buen negocio…………………..…………2
            Complicidad gubernamental………………………….……...4
            Trata y sistema económico………………………….………..6
             Trata, prostitución, impuestos o el Estado proxeneta…….....8


La Trata para explotación sexual como negocio seguro……………..9
            Fuera de la calle………………………………..……………11
            El negocio diario…………………………………………….12

Turismo sexual………………………………………………………12
Pornografía…………………………………………………………..14
Explotación laboral………………………………………………… 15
            El fútbol profesional y la trata de personas………………….17
Trata para tráfico de órganos………………………………………...19

Trata de niños y niñas……………………………………………….22
           Trata para explotación sexual infantil………………………..23
           Pornografía infantil…………………………………………..25
           Turismo sexual infantil………………………………………25
           Explotación laboral infantil…………………………………..26
                              Datos de algunos países…………………………28
                              Sudamérica………………………………………29
           Trata de niños y niñas para adopción ilegal………………….33


Perspectivas………………………………………………………….36

Referencias…………………………………………………………..39
 


                                                                                                            

LA TRATA DE PERSONAS ES MUY BUEN NEGOCIO

Alberto B. Ilieff

La presente es una recopilación de los principales datos aparecidos en algunas de las noticias periodísticas publicadas últimamente.
Contienen un mínimo de elaboración, la necesaria para darle un contexto de significado y  para colocar como figura central los datos económicos, de ahí que estos hayan sido los que orientaran la elección de las noticias.
En algunas de  las referencias se ha puesto además de la dirección web, la fecha de publicación como un elemento indicativo. (todas las noticias son del corriente año)

Se podrá objetar que la elección de noticias  no le da a esta recopilación confiabilidad, pues los datos  periodísticos no necesariamente implican rigor. Esto es relativo dado que la gran mayoría de los datos publicados han sido tomados de documentos o suministrados por las organizaciones dedicadas al tema. Por otro lado, siendo la trata de personas una actividad netamente ilícita, con una enorme cifra negra ni siquiera se puede tomar como referencia las denuncias policiales o judiciales, pues las personas en trata se hallan imposibilitadas de denunciar, y muchas de las que por sí mismas o por otros medios se han liberado, en general no radican denuncias. O sea que en este tema no existen posibilidades de guarismos ni siquiera aproximados, siendo todos simples estimaciones, en razón de esto último quizá se note que sobre un mismo aspecto difieren las cantidades enunciadas.
Un ejemplo significativo de esta dificultad aparece plasmado en la  OEA la que no trabaja con estadísticas propias, sino de instancias como el Departamento de Estado de Estados Unidos, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por este motivo las cifras son diferentes dado que resulta muy difícil conocer el número de víctimas. Por ejemplo, mientras que el Departamento de Estado habla de 600 mil a 800 mil víctimas en el mundo, la OIT eleva esta cantidad  a 2 millones.

Alguien podrá notar que las noticias publicadas en Argentina son las menos y esto es así en general y no responde a una elección personal mía.  Con relación al tema trata de personas y sus modos de explotación van a la cabeza de las informaciones que circulan España y México. Cuando alguna es publicada en nuestros medios es la misma que aparece con variaciones en la mayoría de ellos y durante varios días.

También se podrá observar que en las notas periodísticas aparece confuso el uso de las palabras trata y tráfico, por lo que a veces es necesario leer con mucho cuidado para poder entender de qué se trata. Esta dificultad seguramente obedece a la traducción pero también a que en la práctica en muchas oportunidades resulta muy difícil poder encasillar las conductas.

Como lo he dicho, esta recopilación no es casual, por el contrario es tendenciosa. No me alejo del argumento central que dice que la trata de personas es un tema netamente de derechos humanos y que desde esta perspectiva debe ser analizado. Simplemente busco llamar la atención al hecho de  que mientras no exista una legislación precisa y una persecución real  que ataquen las bases económicas de la trata de personas, difícilmente esta  podrá ser detenida.
Es imprescindible la prédica, la educación en derechos humanos pero sabemos que los cambios sociales son lentos y no siguen una línea recta. Mientras llega ese cambio, también se puede avanzar sobre las bases materiales que hacen posible, tentadora y muy redituable la trata de personas.


La finalidad última de la trata de personas es la explotación, fundamentalmente la explotación sexual y la laboral. Este aspecto del delito, muchas veces al centrarse el tema en las consideraciones  legales o en la situación de  las víctimas,  tiende a quedar  oculto.
En todos los casos el móvil último de la explotación es  la obtención de ganancias elevadas,  lo que inserta y relaciona indeleblemente el tema con el sistema económico mundial, siendo esta inserción uno de los motivos que le aportan estabilidad, crecimiento y globalidad. Esta condición es la que dificulta sobre todo el logro de un retroceso efectivo de la trata y explica la falta de voluntad política para actuar contra ella.
El enfatizar este punto de vista  no significa reducir este complejo tema a la variable económica, sino hacer notar que además de las condiciones patriarcales, machistas, del modo en que la subjetividad de la mujer y el hombre son construidas,  junto a los mitos y al imaginario social, es necesario también considerar el beneficio económico pues este aporta las bases materiales que se conjugan con los condicionamientos simbólicos.

La trata de personas, su explotación tanto sexual como laboral, la esclavitud y el servilismo no pueden ser cabalmente entendidos sino se develan sus causas e implicaciones económicas, y a partir de estas, sus ramificaciones impregnantes dentro de la comunidad y los gobiernos.
Los 32 mil millones de dólares que se supone son obtenidos anualmente por esta actividad criminal son suficientes  para comprar voluntades, fijar políticas, hacer uso impune de la violencia y también financiar a algunos políticos, estudios académicos, artículos periodísticos y organizaciones pro  legalización de la explotación.
Este dinero alcanza  para  que  no se quieran ver los lugares de trabajo esclavo y para que se compre suficiente publicidad para convertir a los burdeles en lugares de placer, de esparcimiento y hasta de ejercicio de la libertad sexual, ocultando la explotación y denigración a la condición humana que en ellos se ejecuta y a los centros agrarios o fabriles esclavistas como otra cara de la libertad de contratación.

Al hablar de ganancias no debemos perder de vista que las obtenidas mediante la explotación de la prostitución ajena son las mayoritarias, de ahí que el 90 % de las personas tratadas sean mujeres y niño/as con este destino.

Se debe tener presente que la esclavitud económica y sexual es una industria mundial muy lucrativa, controlada por poderosas organizaciones delictivas como la Yakuza, las Triadas y la Mafia. Por ejemplo, estos grupos amasan una cantidad estimada en 7.000 millones de dólares al año y utilizan tecnología electrónica para extender su red en los países desarrollados y en los países en desarrollo.[1]

El embajador de la República Checa en México da cuenta de la actividad de estos grupos delincuenciales organizados. Vladimir Eisenbruk entrevistado en el marco del Primer Congreso de Seguridad, Narcotráfico y Delincuencia Organizada realizado en la ciudad mexicana de  Monterrey, dijo que las mafias que trafican  personas están enviando a México entre 200 y 300 mujeres checas cada año para que trabajen como bailarinas en clubes nocturnos. Las mujeres  llegan a través de España y dijo que la "mafia rusa" es una de las más activas en este tráfico de humanos.
Añadió que la mayoría de las víctimas pertenecen a la región de Moravia y que son mujeres a las que engañan con la promesa de darles empleo
"Las mafias que trafican con seres humanos encontraron un nuevo mercado con la caída del muro que separaba Europa del este con occidente",
Eva Kousalova, directora de Seguridad del Gobierno de la República Checa,  mencionó  que las mafias checas están colaborando con la delincuencia organizada en el tráfico de personas, sobre todo de Rumania. [2]



Complicidad gubernamental

Miles de  personas –sobre todo mujeres, niñas y niños- son engañadas, secuestradas, sometidos a explotación, trasladados de una región a otra, expuestas públicamente en los prostíbulos legalmente prohibidos del país, sometidos en las tareas agrícolas, así como en talleres y fábricas por todos conocidos. Aún con las muy severas restricciones que los países desarrollados actualmente imponen para el ingreso a los mismos, son  trasladadas  internacionalmente, incluso de un continente a otro,  víctimas en cantidades capaces de exceder cualquier fantasía. Todo esto no sería posible a las organizaciones criminales sin la participación activa de algunos  funcionarios gubernamentales y sin la vista gorda de otros. [3]
Citemos como ejemplo el siguiente: “Un estudio preliminar de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana, indicó que desde América Latina a Japón, en un solo año, fueron traficadas mil 700 mujeres, y todas fueron a parar al sector espectáculo, donde las dedican a la explotación sexual...... en su mayoría eran mujeres procedentes de Colombia, Brasil, México, Perú y Bolivia.” [4]

“.... factor que hace el negocio del sexo cualitativamente diferente hoy es que la prostitución no es ya la simple consecuencia de sobrevivir o conseguir ganancias materiales para mujeres desfavorecidas; es una estrategia escogida por algunos países para sobrevivir y desarrollarse. No es coincidencia que la mayoría de los países que optan a conseguir su desarrollo nacional alentando la industria del sexo directa o indirectamente sean pobres del tercer mundo y vagamente industrializados.” [5] (la cursiva es mía)

Es evidente que para que las redes de trata puedan operar en todo el país e incluso internacionalmente  con tal movilidad e impunidad, necesitan de protección en todo el proceso por parte de policías, custodios de fronteras, funcionarios municipales, jueces, fiscales, diputados, senadores.
Como ejemplo podemos citar la investigación llevada adelante en la provincia Argentina de Río Negro,  por la desaparición de la adolescente de 16 años Otoño Uriarte, en la que se comprobó mediante escuchas telefónicas  que dos policías, el oficial César Cayumil y el subcomisario Moisés Rodríguez, tenían vinculación con un prostíbulo. Desde el burdel solicitaban al subcomisario “fichar” a una adolescente de 15 años. Hasta la fecha este hecho no ha sido investigado.

En este sentido, veamos lo que dijo el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, durante la "Primera Jornada Internacional sobre Trata y Tráfico de Personas"  desarrollada en Mar del Plata. Manifestó que la Argentina alberga "zonas liberadas donde campea la impunidad" para los delincuentes que practican la trata de personas, fundamentalmente centrada en la "compra" de mujeres que son sometidas a regímenes de esclavitud sexual, estos delitos cuentan con la complicidad de las autoridades.
Según cifras de la OIT, se estima que en este negocio ilegal "participan directa o indirectamente, cerca de 500 mil personas en nuestro país", añadió Mondino.
"Por acción o por omisión, el Estado es negligente, cuando no cómplice, y su inacción frente a los operadores y las redes que generan y facilitan estas acciones es inadmisible. Renunciar al tratamiento adecuado de estos delitos equivale a contribuir a la consolidación de aquellas ´zonas liberadas´ dentro de las cuales se sigue consumando uno de los delitos mas aberrantes".  [6]

Esta complicidad deja de ser individual para volverse estructural, parte del engranaje de los gobiernos cuando estos de la trata de personas y de sus formas de explotación como por ejemplo la prostitución obtienen réditos para su propio funcionamiento. De este modo el propio sistema democrático se pervierte cuando para el funcionamiento de los partidos políticos y para las campañas electorales,  se recurre al dinero que aporta la prostitución. Esta corrupción penetra en gran parte de los estratos de gobierno, aún en aquellos encargados de hacer cumplir la ley: una joven secuestrada y sometida a prostitución al ser rescatada y conducida a declarar ante un Juzgado se negó a hacerlo al reconocer al Juez como uno de sus “clientes “ habituales.
Esta corrupción que lleva a la pérdida de calidad de las instituciones democráticas es sumamente grave al vaciar uno de sus principios básicos: la igualdad ante la ley, pues la aceptación de la prostitución como de cualquier otro tipo de explotación, y por ende de la trata, implica la aceptación de un sistema de desigualdad, de sometimiento, creando espacios donde la ley no llega. Además abre la puerta a toda una serie de otros delitos ya que es sabido que las organizaciones criminales al mismo tiempo que tratan personas y las explotan, también trafican armas, drogas, cometen homicidios, secuestros y extorsiones.

En el siguiente párrafo Alison Phinney  se refiere a la trata con fines sexuales, pero el sentido vale para cualquier otra forma:
“Las leyes nacionales e internacionales brillan por su ausencia o son insuficientes; donde hay leyes, las pautas de las sentencias no brindan disuasivos. Contribuye considerablemente a la impunidad real y supuesta la corrupción de los funcionarios policiales y de inmigración que coluden, aceptan sobornos o “miran para otro lado”. Quizá los gobiernos no promueven directamente el tráfico, pero pueden mostrarse vacilantes para reprimirlo enérgicamente porque el comercio sexual es sumamente lucrativo y está vinculado con otros sectores, como el turismo.”  [7]

 

Trata y sistema económico

La trata de personas es consustancial con el sistema económico no sólo en cuanto al financiamiento de las policías locales, también como “contribuciones” son un suplemento para los empleados y funcionarios públicos que deben ejercer control,  igualmente como  “colaboración” con algunos partidos políticos, sino también a niveles económicos mucho más importantes. La escala parte desde el simple policía que recibe un trago y un “servicio” gratis, y sigue ascendiendo hasta los niveles más altos.
El dinero obtenido por las organizaciones  delictivas necesariamente circula, aceita y dispone de poderes para su uso propio, y revierte en otros negocios ilícitos y lícitos, por lo que es volcado al mercado mundial.

Es conocido que hay países que no sólo se hacen los disimulados, sino que participan activamente en la exportación de carne humana, ya sea esta por medio de la trata o el tráfico, porque ello le significa una enorme entrada de dinero por las remesas que desde el exterior son remitidas. [8]
Esto implica un desahogo importante para los sectores de menores recursos –aquellos que han aportado sus hijas, hermanas y hermanos- y económicamente, un descenso en el cómputo del nivel de pobreza. De este modo los gobiernos  ven mejorada la situación económica de algunos y aumentan el ingreso de divisas desde el exterior sin necesidad de actuar y buscar  soluciones para  las causas que favorecen la exportación humana.
Aún cuando hablemos de tráfico el esquema se mantiene. De acuerdo a un estudio hecho por la Asociación Guaraní de Cooperación Paraguay-España y presentado el lro de agosto de 2007  la colectividad paraguaya en España creció 4.000 % en los últimos 6 años. Otro dato digno de resaltar es que siete de cada diez paraguayos que están registrados en ese país son mujeres.
Mientras que los hombres a los pocos meses de estar en España dejan de mandar dinero a su familia, las mujeres lo siguen haciendo y mantienen el vínculo.
En este ejemplo vemos el cruce de dos variables, la búsqueda de una mejora económica por un lado, y el género por el otro.
En nuestros países latinoamericanos pareciera que la carga por la subsistencia familiar se halla bajo responsabilidad de la mujer y que esta es usada como variable, fusible y materia para exportar.

Otro ejemplo de la importancia del dinero que es enviado desde el exterior a las familias es el de El Salvador, uno de los países con mayor desigualdad de ingresos.
“Las remesas familiares de salvadoreños en el exterior, principalmente de los que residen en Estados Unidos, han catapultado hacia el bienestar económico a miles de familias rurales a las que el Estado les había negado por siglos acceso a educación y servicios básicos, revela un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).”
Estos giros el pasado año alcanzaron la cifra de más de tres millones de dólares, con lo que han logrado reducir “de manera directa” la pobreza, medio de millón de personas “vivirían en situación de extrema pobreza si no recibieran remesas”.
Hay que tener en cuenta que de acuerdo a datos oficiales, más de tres millones de salvadoreños han salido del país, primero por la guerra civil que vivió entre 1980 y 1992, y luego por la crisis económica y el desempleo. Solo en Estados Unidos viven 2.8 millones de emigrantes de este país.  [9]

Las divisas que por este medio llegan a los países empobrecidos no son pocas, según datos del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo los/as inmigrantes latinoamericanos enviaron unos 3.700 millones de euros (alrededor de 5.000 millones de dólares) únicamente desde España a sus países de origen durante el 2006. De mantenerse estas tendencias económicas y demográficas, para el 2010 las remesas desde ese país a América Latina podrían rondar los 5.000 millones de euros (unos 7.000 millones de dólares) anuales. [10]
En el caso de la trata ya desde el comienzo mismo de la captación hasta el final de la venta y explotación, circula dinero negro que favorece el enriquecimiento de algunos, la supervivencia de otros  y el movimiento económico general.
Tengamos presente que se calcula que la trata de personas aproximadamente ronda en alrededor de 32 mil millones de dólares, unos 10 mil millones se derivan de la “venta” inicial de individuos y el remanente representa las ganancias estimadas de las actividades o las mercaderías producidas por las víctimas.

A partir de la implementación global de los principios neoliberales referidos al trabajo, precarizándolo, haciendo perder los beneficios y sistemas de protección de los trabajadores, priorizando de manera superlativa  la ganancia, la puesta del capital a los efectos especulativos y no productivos,  haciendo que el trabajador y su salario sean sistemáticamente  convertidos en variable y devaluados,  se ha logrado  llegar a verdaderos sistemas de explotación legal. La elevación a principio rector supremo de la ecuación costo-beneficio, la fundamentación “negocios son negocios”, el avance de la ideología empresarial que todo lo vuelve “gerenciable”  ya fuere el Estado mismo, la educación o la salud,  explican por qué los distintos modos de exclusión y explotación  incluida la trata de personas, prosperan geométricamente.

La trata de personas continúa el mismo esquema liberal y colonialista de las mercaderías,  o sea la división del mundo entre productores y consumidores. Los países que fueran colonizados o los llamados en “vías de desarrollo” han sido los proveedores de mano de obra y materias primas para el goce de los países desarrollados.
Nuestras mujeres, niñas, niños y hombres siguen esta ruta. Internamente son llevados de las zonas más pobres de nuestras provincias aquellas más ricas, internacionalmente de los países subdesarrollados a los desarrollados. [11]






Trata, prostitución, impuestos o el Estado proxeneta
En mayo de 2007 en una nota publicada por el diario Die Welt y distribuida por la agencia Reuters,  el economista de la Universidad de Erlangen-Nuremberg,  Richard Reichel, autor del estudio  "Prostitución -el factor económico no reconocido",estimó que las mujeres en situación de prostitución  generan en Alemania cerca de 7.000 millones de euros  por año.
La dificultad, según este autor, es que no existe en ese país  un sistema más eficiente para lograr que las prostitutas paguen impuestos, dado que la gran mayoría no lo hace. Considera que la mayor parte de la mujeres en prostitución están  en burdeles clandestinos o no declaran ingresos, por lo que  pocas son las cumplen con el erario público.
De poder modificarse esta situación la recaudación impositiva de Alemania podría aumentar en 1.400 millones de euros al año.
La nota concluye: “Cuando las ciudades de Colonia y Berlín introdujeron una tasa diaria de impuestos sobre los ingresos de las prostitutas, la recaudación tributaria aumentó.”, por lo que “el ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, deslizó recientemente la idea de una tasa plana impositiva diaria a nivel nacional para las prostitutas.”  [12]

Algo similar con relación a los impuestos ha sido considerado en la República Checa .
Se calcula que a más de 300 millones de euros al año ascienden las ganancias obtenidas por la prostitución en ese país, lo que sobrepasa la alcanzada por el negocio ilegal de la droga.
En este como en la gran mayoría de los países no existen cifras confiables sobre el número de personas sometidas a la prostitución. En declaraciones al diario Pravo la asociación  “Placer sin Riesgos”, estima que podría tratarse de 12.000 individuos, sin embargo otras organizaciones llegan a hablar de 30.000 personas.
Pravo ha logrado establecer que unas 6000 de estas mujeres son ofrecidas dentro de alguno de los 800 clubes que hay en el país.
Las ganancias pueden diferir enormemente, desde 3000 euros por noche para una mujer en explotación  “de lujo”, descendiendo hasta apenas unos cuatro euros.

De la evaluación de las ganancias globales ha surgido la inquietud por los impuestos que el Estado deja de percibir por concepto de este tipo de explotación.
Según cifras obtenidas por el diario Pravo, los estimativos para el año 2004 indicaban que, de aprobarse una iniciativa de reglamentación tributaria de la prostitución, podrán entrar al erario público por este concepto unos 540 millones de coronas, equivalentes a unos 19 millones de euros.
El Ministerio del Interior redactó un proyecto de ley en este sentido el que no prosperó dada la oposición de algunos sectores políticos y porque no se tenía en claro “cómo se contabilizarían determinados costos de suministros, como vestuario, maquillaje y preservativos, señala Pravo. Cualquier falencia en la redacción de una ley semejante podría representar para el Estado una avalancha de demandas.” [13]


  

La trata para explotación sexual como negocio seguro


Al hablar de ganancias debemos considerar que las obtenidas mediante la explotación de la prostitución ajena son las mayoritarias, de ahí que el 90 % de las personas tratadas sean mujeres y niño/as con este destino.
 El convenio contra la Trata de Personas y la explotación de la Prostitución Ajena de Naciones Unidas de 1949 fue la consolidación a nivel internacional de trabajos e investigaciones previas que dieron por comprobado que la trata de personas y la prostitución son dos caras de la misma moneda.
La situación hasta la fecha no ha variado, dadas las condiciones actuales, una no podría existir sin la otra, al menos en la magnitud hoy conocida.

En términos generales la prostitución es un negocio seguro y de enormes ganancias. En el Seminario Internacional de Prevención y Sanción a la Trata de Personas, realizado en México el corriente año, el representante de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), Roger Plant, dijo que el comercio sexual genera 19 mil millones de dólares anuales. [14]

Solidaridad.net ( 2007)  estima que los españoles gastan 50 millones de euros diarios en prostitución. Se calcula que en España hay unas 300.000 prostitutas. y que los proxenetas obtienen unos 110.000 euros al año por mujer.
Tengamos en cuenta que según esta misma publicación  en España  estas cantidades son recaudadas en  4.895 prostíbulos, habría que hacer un cálculo de lo que puede suceder en nuestros países latinoamericanos.

Cualquier otra actividad ilegal, más allá de los riesgos que conlleva precisamente por ser ilegal y del dinero que necesariamente debe circular en ámbitos oficiales para no ser descubierta, implica otro gastos. Estos son los propios del tipo de mercadería que se quiera vender, en el caso de la droga puede ser la siembra, recolección , traslado, elaboración en laboratorios, traslado a los lugares de venta, en el caso del tráfico de  armas el esquema es similar. En la trata de personas todo esto aparece minimizado, la persona ya esta “hecha”, basta encontrarla, tomarla y comercializarla. Cada persona tratada puede tener un período de vida útil de alrededor de 10 -15 años, período en el cual sigue produciendo beneficios.
En el peor de los casos la pérdida es mínima porque el costo lo es;  en Argentina, según el último informe de OIM una mujer puede ser comprada en cifras que van de los 150 a los 5000 pesos, comparado esto con el cálculo de 1000 dólares mensuales que se supone cada una arroja como ganancia, vemos que el riesgo económico para tratantes y proxenetas es sumamente escaso.

Este dinero da a las organizaciones delictivas transnacionales un poder suficiente para mantener su movilidad e impunidad, “Un montón de datos en diversos lugares del mundo atestiguan el hecho de que el negocio del sexo no es sólo un negocio trasnacional, sino un negocio que ocupa un puesto de privilegio entre los negocios industriales más lucrativos.” dice Jyoti Sangera, y agrega :
“Este movimiento se ve facilitado y negociado a través de estructuras que se mueven tanto en la clandestinidad como de forma oficial. Esta característica especial, nominalmente, la naturaleza clandestina y oficial de la industria sexual trasnacionalizada se debe a su tremenda fuerza y su poderoso sustento. Una combinación de lo legal y lo ilegal le da a la industria sexual márgenes de beneficio astronómicos.
Según diversas informaciones, los beneficios materiales que acumulan los dirigentes de la industria sexual igualan en la actualidad los que se le suponen al negocio clandestino global de armas y narcóticos. La industria trasnacional del sexo busca más allá la forma de fortalecerse y expandirse a través de negociar fusiones con otros negocios multinacionales tal es como la industria del turismo, el sector del entretenimiento, la industria de los viajes y transportes, los intereses mediáticos internacionales, la industria clandestina de los narcóticos y el crimen organizado…” [15]

Esta movilidad y poder la convierte en un importante factor de poder a través de la corrupción de funcionarios o por medio del sostenimiento de aparatos políticos. En enero del corriente año apareció una noticia un tanto graciosa que pone en evidencia este hecho. Recordemos que en este país, por ley, están prohibidos los prostíbulos y condenado el proxenetismo. La noticia da cuenta de dos ladrones que ingresaron a un prostíbulo:
“Los hampones llegaron al burdel...... pero no contaron con que la madama accionara la alarma intercomunicada con la policía. Minutos después agentes del Comando Radioeléctrico llegaron al lugar y apresaron a los dos hombres que estaban armados con pistolas automáticas.” (cursiva mía) [16]

Dentro de esta ideología los gobiernos han visto en la reglamentación de la prostitución una veta para obtener mayores ingresos, esto es, convertir  una de las modalidades de  explotación  en “trabajo”, y a los ahora criminales que la rodean y provocan en “industriales”. Esto implica con toda claridad un avance del desinterés del Estado con relación a los ciudadanos, su salud y bienestar, y una mayor apuesta que busca  consolidar e incrementar las bases y circuitos económicos, de esta manera se cumple el ideario básico neoliberal en que el Estado no está para proteger sino solamente para intervenir cuando la ley de oferta y demanda no juega libremente, en términos criollos: esta para ayudar a los negocios.
Aún más, esta complicidad también busca favorecer al crimen organizado en la medida en que les abre una conocida posibilidad para el lavado de dinero. A través de los grandes prostíbulos, ahora convertidos en negocio “blanco” es posible hacer pasar enormes cantidades de dinero logrando así su legalización.
Paralelamente implica para el gobierno un mayor ingreso al ampliar la base para la aplicación de las diferentes cargas impositivas.
Quienes argumentan en este sentido  piensan que la reglamentación, el aumento de la base impositiva, hará aumentar el cálculo del producto bruto interno (PBI), lo que favorecerá que algunos países se vean enriquecidos.

Tengamos en cuenta que este lucrativo negocio ha llegado a un punto en que hasta cotiza en bolsa. Las terminales de explotación sexual –burdeles- también pueden cotizar en bolsa, como el caso del autraliano Daily Planet con sede  en Melbourne, en el que son prostituidas  entre 100 y 150 mujeres. Abierto en la década de los setenta y legalizado en los ochenta, salió a bolsa en 2003 y en su primer día las acciones duplicaron su precio. [17]




Fuera de la calle.
En los principales países europeos, sobre todo en España donde la prostitución tiene un estatus cuasi reglamentario, pasando por México, Perú, y esporádicamente en Argentina con diversos intentos, existe un fuerte movimiento que busca que la exploración sexual sea quitada de la vía pública.
Entiéndase bien, no se trata de movimientos abolicionistas que buscan que la explotación sexual termine eliminando las causas que la provocan,  no reclaman por mejores condiciones de vida que saquen a las personas de esta situación. Es un reiterado pedido de vecinos y entidades quienes esgrimen diversos argumentos (estéticos, protección a la infancia, seguridad, etc) para que la prostitución sea eliminada únicamente de las calles.

En la ciudad de  Buenos Aires hubo un fuerte movimiento especialmente impulsado por los llamados  “vecinos de Palermo” (uno de los barrios donde se desarrollaba la prostitución en calle) los que junto a partidos políticos de derecha lograron que las personas en prostitución (especialmente personas trans) fueran prohibidas en el lugar. Esto se reflejó en el llamado Código Contravencioal que prohíbe el ejercicio de la prostitución a menos de 200 metros de lugares habitados, escuelas o templos. Las personas en prostitución se trasladaron al llamado “Rosedal”, una zona en los bosques. De improviso la opinión pública nuevamente se vió atenazada periodísticamente ahora solicitando que tampoco se desarrollara esta actividad allí.
Detrás de todo esto, aun cuando los vecinos no estén al tanto, se hallan  grupos económicos que buscan su propio beneficio, pues la finalidad última reitero, no es la abolición de la prostitución, sino sacarla de la vía pública y llevarla al interior de locales o departamentos, lo que significa incentivar varios negocios.
Esto favorece en primer lugar
-   al gobierno dado que podrá mostrar como una marca de eficacia y progreso a las calles sin prostitución, por otro lado habrá logrado  fijar a las personas quitando la movilidad y el anonimato que la vía pública les brinda lo que le abre camino para seguir avanzando hacia la reglamentación.
-  al proxenetismo, pues sus ganancias aumentan al tener en un único espacio y bajo estricto control a sus “chicas”, pudiendo ofrecer allí también a menores y ocultar sin riesgo a las tratadas, disminuyen los gastos para controlarlas y no se corre riesgo con los clientes cuando las llevan a un albergue transitorio. Un local o departamento permite funcionar las 24 hs todos los días del año, aún con muy mal tiempo.
- a los periódicos que ven incrementados sus avisos y por ende sus ganancias.
-  se mueve el negocio inmobiliario al ser requeridas más propiedades pagando un alquiler elevado.

Veamos que dicen las interesadas:
El discurso de quienes dicen, como el legislador Enríquez, que la prostitución debe ejercerse en lugares privados (¿departamentos privados?), y alejarse de la calle, esconde las consecuencias que eso tiene: la prostitución ejercida en espacios privados es el negocio de la esclavitud y la trata de personas, que regentean los mismos sectores que piden represión en nombre de "la moral y las buenas costumbres". ¿O usted no sabe quiénes son los dueños de esos departamentos?” [18]

 

El negocio diario

El 30 de abril de 2007  fue publicada una noticia que da cuenta de una nota de la  
Revista Capital de España  [19]. En ella se muestra que en los principales diarios de información general de ese país  más del  60% de los avisos clasificados  son de contactos sexuales y prostitución, lo que para  algunos rotativos significa un negocio millonario.
Como ejemplo aparece  El País que es el periódico más leído de España, como el que más recauda en concepto de anuncios dedicados a la prostitución. Según la revista Capital, recauda unos 13.000 euros al día, por la publicación de este tipo de anuncios, lo que supone cinco millones de euros anuales.
Según esta misma nota, El País publica cerca de 800-900 anuncios diarios de este tipo, El Mundo unos 800, El Periódico 600, La Vanguardia 500, ABC 400 y La Razón 250.
El Congreso de Diputados ha solicitado a los medios de comunicación que no reciban anuncios sobre prostitución, pero con este volumen de negocio va a ser muy difícil que los medios acepten estas recomendaciones.
El periódico gratuito 20 minutos ha sido el primero, y hasta ahora el único, en cumplir con esta sugerencia.

Los negocios se entrelazan. Una noticia publicada en mayo del corriente año devela este entramado [20]. La asociación de “trabajadoras sexuales” peruana “manifestó que la prostitución callejera aumentará si dan luz verde al proyecto de ley que prohíbe la difusión de avisos sexuales en los medios de comunicación.” Esto no carece de lógica ya que la mujer en la calle es vista por todos, mientras que la prostitución que se ejerce a puerta cerrada requiere de publicidad.


Turismo sexual

El turismo sexual es otra de las finalidades de la trata de personas, otra forma de prostitución que es un provechoso negocio para delincuentes y gobiernos.
Mientras que la trata con fines de explotación sexual  implica el transporte de mujeres y niños, por lo general de lugares pobres o países pobres, para satisfacer la demanda de los consumidores de prostitución en países desarrollados. En el turismo sexual sucede inversamente; son los clientes de la prostitución quienes viajan a los países pobres para satisfacer su deseo de sexo con mujeres y niños.
En ambos casos el denominador común es la demanda por parte de personas con capacidad económica de países ricos, y las víctimas son mujeres, hombres jóvenes, niños y niñas de países pobres.
Para nivelar su cuenta de pagos y deudas, innumerables países de Asia, Latinoamérica y África han sido alentados por organizaciones internacionales tales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional a desarrollar su turismo y sus industrias del entretenimiento. Enormes cantidades de préstamos se han adelantado a dichos países a través de esas organizaciones.
 Tailandia, Filipinas, Nepal, Sri Lanka, México, Chile o Guatemala, por nombrar sólo unos cuantos, han sido motivados activamente a desarrollar su sector turístico. En cada uno de esos sitios (en algunos más que en otros), el florecimiento del turismo y la industria del ocio, sin excepción, ha incorporado y focalizado el desarrollo desproporcionado el negocio del sexo hacia toda una industria.” [21]
Para nuestros países subdesarrollados y ricos en belleza natural el turismo representa una fuente de ingreso de divisas y un atractivo para la inversión internacional.
Del mismo modo que se promueve lo étnico, las comidas, la música, como otras alternativas al paisaje, también se promueve como una forma  de entretenimiento al comercio sexual
A todo esto ayuda la pornografía pues  promueve el turismo sexual al incentivar o recrear mitos en torno a ciertos estereotipos como la fogosidad de las latinas, la sumisión de las asiáticas, etc.
Alison Phinney   nos dice que: “Las agencias dedicadas al turismo del sexo, cuyos clientes son varones de origen caucásico, anuncian a las mujeres latinoamericanas como dependientes, eróticas y poseídas por un frenesí sexual........ Por ejemplo, se ofrece las mujeres brasileñas como seres de piel oscura, fáciles y disponibles, propaganda que refuerza los estereotipos racistas y colonialistas.”  [22]


El turismo sexual constituye un componente creciente de la industria sexual global que se calcula en 4 mil millones de dólares al año.
Alrededor de esta actividad se despliegan una serie de actividades conexas dispuestas para facilitar al extranjero el acceso al tipo de sexualidad que desea:  guías turísticas, personas en prostitución, casas de visita no oficiales, prostíbulos de diferentes niveles, casas de masajes, medios de transporte, etc.

Es en este tipo de turismo en el que se ve claramente la participación activa de los gobiernos, dado que son estos mismos  en muchos casos quienes promocionan que sus países se conviertan en destinos para el turismo sexual a fin de revitalizar sus economías.
Un ejemplo característico es el Sudeste Asiático. En países como  Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia la prostitución ha alcanzado las dimensiones de un pujante sector comercial, que emplea directa e indirectamente a millones de trabajadores y aporta una contribución significativa a los ingresos nacionales de los países.
Según algunas estimaciones en estos países  se dedica a la prostitución entre el 0,25 y el 1,5 % de la población femenina total.
Un buen ejemplo es Tailandia, un país que acoge anualmente a medio millón de turistas sexuales.
Las actividades relacionadas como por ejemplo  los numerosos bares, hoteles, salas de espectáculos y agencias de turismo dan empleo a varios millones más de trabajadores.

Nuestra América está avanzando rápidamente en este sentido. Un estudio realizado por la socióloga Megan Rivers y citado en una nota de Prensa Libre  [23], en Costa Rica existe una industria del turismo sexual fuerte, grande y más organizada que en el resto de países de Centroamérica, siendo concurrida especialmente por norteamericanos.
México es considerado como el principal destino del turismo sexual en toda Latinoamérica, de acuerdo al Informe Global de Monitoreo de la Red de Organizaciones Trabajando para la Eliminación de la Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes.
Se ofrecen por Internet paquetes turísticos que incluyen el abuso sexual de menores. La mayor parte de los clientes de Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, Alemania, Canadá, Italia y Suiza.

De este modo grandes sectores de la población sumidos en la miseria logran su supervivencia por el dinero que reciben de sus hijas en situación de prostitución; o por el doble beneficio que directamente obtienen al vender a las jóvenes para esta esclavitud: sacan una boca que alimentar del grupo familiar y reciben algún dinero.

 

Pornografía


Otra forma de prostitución, de compra o alquiler de un cuerpo con fines sexuales, es la pornografía
La pornografía mueve cada año alrededor de 60.000 millones de euros en el mundo y tiene unos 250 millones de consumidores, según datos de la revista Forbes. Con su amplio escaparate, la industria del cine y el vídeo es una de las que mayores beneficios obtiene dentro del mercado del sexo.
Este negocio se ve favorecido por internet donde existen más de 300 millones de páginas dedicadas a contenidos sexuales.

El beneficio económico que se obtiene por medio de la pornografía la ha convertido en una industria pujante.
Hoy en día  es un negocio  que mueve más dinero que los principales eventos deportivos de Estados Unidos y recauda más que la producción de películas convencionales de  Hollywood.
Se estima que en ese país su contribución anual oscila entre 12 mil y 20 mil millones de dólares. En el mundo entero produce unos 57 mil millones de dólares.
Su importancia es tal que aparece en la cresta de las innovaciones y define la utilización de nuevas tecnologías,  lo cual revierte en su crecimiento, por ejemplo, ayudó a definir el dominio de las cintas de vídeo VHS sobre el sistema Beta. También tuvo un papel importante en el desarrollo de vídeo a través de  Internet y ahora es pionera de los vídeos en teléfonos móviles.
Ha mejorado sus sistemas de distribución que le ha permitido bajar costos. Lo que explica cómo se pueden filmar unas doscientas películas a la semana en Estados Unidos.
Otros datos indican que en ese país se ruedan cada año 13.000 películas porno, y en Europa, unas 1.500. En España, durante 2004, el Ministerio de Cultura clasificó 1.198 títulos como «X», lo que supone un 28 por ciento del total de las películas exhibidas en los cines de nuestra geografía, frente al 41 por ciento de las catalogadas como «para todos los públicos».
La recaudación de las salas X españolas ascendió a casi un millón de euros (963.991). Estos cines tuvieron 314.309 espectadores, concentrados en su mayoría en Madrid y Valencia.  [24]

Pero donde más se ha disparado el consumo de pornografía en los últimos años es en internet, donde existen más de 300 millones de páginas dedicadas a contenidos sexuales,
Los internautas españoles son aficionados a las páginas de contenido sexual. Así lo revela un informe realizado por Retevisión, que afirma que hasta un 38 por ciento de los ciudadanos navega por webs de contenido pornográfico.
Un hecho que demuestra las enormes cifras que se mueven por la pornografía en internet es la venta del dominio porn.com.
Fue uno de  los montos más altos que se pagaron en la historia, detrás del valor que alcanzó sex.com el año pasado en u$s14 millones. Este año el dominio porn.com fue vendido en u$s9 millones.
Este precio es posible porque esta dirección es visitada por  millones de personas y  por ende no necesita publicidad alguna.

En esta modalidad  comercial aparece muy claramente distinguido el papel que juega la demanda,  “el 12% de los sitios web son pornográficos, que el 25% de las búsquedas en internet son acerca de porno y que el 35% de las descargas se relacionan con el tema.
Es más, cada segundo, 28.258 personas están viendo porno, cada día nacen 266 nuevas webs del tema y por segundo se gastan u$s89 en pornografía.”

El negocio se halla presente tanto de un lado como del otro, tanto del lado de los sitios de pornografía como de las empresas dedicadas a combatirlos.
Un ejemplo es el de Australia el gobierno invertirá 162 millones de dólares en el proyecto
Netalert, un software de control de Internet para las familias, también  invertirá en el seguimiento y la localización de los llamados "predadores online".

Por el otro lado, se estima que las temáticas pornográficas originan alrededor de 2840 millones de dólares por año, representando evidentemente uno de los motores económicos  de Internet.

Incluso algunas empresas cotizan en bolsa como por ejemplo Private que lo hace en el Nasdaq estadounidense.
Private no produce los contenidos que vende, sino que los compra especialmente en Brasil y en República Checa y luego los comercializa en diferentes formatos. Se dedica a la  pornografía “hard”, o sea dura.
Esta empresa tiene establecida su base de operaciones en la población catalana de Sant Cugat del Vallés, lo cual muestra con claridad el carácter transnacional de estas actividades.


Explotación laboral


Al hablar de millones de dólares, de delito transnacional, de organizaciones criminales, de participación gubernamental, nos puede llevar a creer que todo esto sucede en niveles que nos exceden o en algún punto desconocido del planeta, por lo contrario,  la captación de víctimas, su comercialización y explotación ocurre a nuestro lado. En este capítulo no puede quedar afuera la llamada explotación laboral.
En Argentina, por ejemplo, la industria textil en negro, constituida por infinidad de talleres no legalmente reconocidos y dedicados a la confección de ropa de primera marca, hacen que estas marcas –aún vendiendo a precios dolarizados- obtengan una mayor ganancia al tener en la producción trabajadores esclavos, entre los que también se encuentran niños, reduciendo notoriamente sus costos.
El día 30-7-07 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad presentaron dos denuncias penales contra las marcas  Puma, Fila, Topper, Le Coq Sportif y Arena por considerar que las mismas confeccionan sus prendas de vestir en talleres textiles clandestinos donde se tendrían obreros en explotación e incluso algunos víctimas de trata; ya habían sido denunciadas  Kosiuko, el año pasado, y Cheeky, a mediados de enero y SOHO en marzo.

Paralelamente la confección de prendas de vestir imitación de las marcas reconocidas permite que aquellos sectores poblacionales que no tienen acceso a ellas por  su elevado costo, puedan adquirir sus copias, que aunque de menor calidad,  pueden ser lucidas creando la ilusión de una menor diferencia entre las clases a la par que crea y fomenta el hábito consumista.
Desde el punto de vista económico, el trabajo en negro y el trabajo esclavo implican un fuerte movilizador de la economía y multiplicador de ganancias para las empresas.

Los sucesos ocurridos en los talleres textiles de la ciudad de Buenos Aires mostraron como no son los pequeños productores que para hacer competitiva sus productos  recurren al trabajo esclavo, sino que son las marcas reconocidas, aquellas que cotizan sus productos a precio dólar, las que sostienen este sistema de esclavitud. O sea que son las grandes corporaciones económicas las que usufructúan los beneficios de la explotación infantil.
Paralelamente  en la medida en que esta situación favorece a los mercados, sobre todo a la posibilidad de que marcas extranjeras “inviertan" en nuestros países latinoamericanos, los Estados nacionales están dispuestas a no darse cuenta de esta explotación.

Más allá de las consideraciones morales y el significado que podría implicar, téngase en cuenta que en la  trata el bien más barato es la persona, pero es precisamente ella la que le proporcionará enormes ganancias al explotador. Prestemos atención en la siguiente noticia el precio pagado por una persona y pongámoslo en relación a lo que puede costar una prenda de vestir o cualquier otro producto producido por la misma. En el  Norte de Texas, Estados Unidos, las autoridades federales detectaron  a personas que son forzadas a trabajar jornadas de 10 a 14 horas y a recibir un pago de 1 dólar por hora. También informan que es posible comprar  hombres, mujeres, niños y niñas  en las calles por 90 dólares cada uno y ponerlos a trabajar como esclavos tanto para la prostitución como para trabajar en  granjas o en restaurantes por poco o nada de dinero. "Algunos de ellos son llevados a dormir a garajes... Son encerrados en closets. Les dan mínimo alimento", "especialmente las mujeres sufren de abuso verbal y físico". [25]






Otro tanto sucede en Europa donde obreros rumanos, polacos, portugueses, africanos, chinos y suramericanos en condiciones de vida y trabajo infrahumanas,  precariedad y  superexplotación de la que son víctimas  abonan la prosperidad de esa sociedad.

Tomemos como ejemplo lo que sucede en España:
“En la turística Málaga se denuncia el trabajo semiesclavo entre el personal doméstico, con jornadas sin límites, sin descanso semanal y hasta sin remuneración. En Almería, que el 75 % de las empresas gastronómicas trabajan con empleados inmigrantes en negro y en condiciones de 'semiesclavitud'. En Asturias, que la cámara empresaria busca cubrir sus vacantes con trabajadores contratados en Colombia y Portugal, a los que se los someten a jornadas interminables y cobran la cuarta parte de lo establecido por los convenios. En Madrid, que en la construcción existen unos 25.000 obreros trabajando en condiciones de extrema precariedad y clandestinidad. En Murcia, que 300 bolivianos eran empleados en tareas agrícolas y no se les pagaba. En el País Vasco, que detectaron un incremento de obreros inmigrantes en la construcción, la señalización de carreteras o la tala de árboles, que viven 'situaciones de semiesclavitud' que sufren graves accidentes en sus puestos de trabajo, y nadie se entera. En la vecina Navarra, prósperos viñateros y agricultores contaban con peones portugueses en condiciones de trabajo esclavo.” [26]

El siguiente extracto nos muestra como la búsqueda de mayores ganancias mediante el trabajo esclavo se halla presente en todo el mundo: “Un total de 1.340 personas, de las cuales 367 son minusválidos mentales, que eran utilizadas como trabajadores esclavos han sido liberadas desde el pasado junio.......El uso de trabajadores esclavizados saltó a los medios de comunicación después de que más de 400 padres de la provincia central de Henan publicasen en internet un artículo en el que pedían ayuda para rescatar a sus hijos secuestrados y retenidos en pequeños hornos de ladrillos en las provincias de Shanxi y Henan.” [27]


El fútbol profesional y la trata de personas

En el deporte en general y en el fútbol en especial se mueven enormes sumas de dinero que tienen un peso significativo para los directivos de clubes, los intermediarios o representantes de jugadores y para los jugadores mismos y sus familias. Igualmente para los países pues, según datos del Parlamento Europeo, los deportes generan entre un 3 y un 4 % del PIB anual de la Unión y su tasa de crecimiento media es del 4 % anual, superior a la economía total de la Unión.
Investigar el negocio de compra venta de  jugadores de fútbol infantiles permite ampliar el repertorio de modos de la trata y tráfico de personas.

En general para los niños latinoamericanos y africanos y sus familias llegar a jugar en un club importante europeo significa un modo de “salvación”,  no sólo fama sino dinero, una de las pocas formas que tienen a su alcance para escapar de la vida de miseria y sin proyecto en la que están sumidos. Aún cuando sepan que los riesgos son enormes, la esperanza es mayor.

En Europa la mayor parte de ellos empieza a jugar en equipos de categorías inferiores, y en el caso de ser exitosos –la ínfima minoría- quedan atados a contratistas que los negociarán como esclavos. Si fracasan son dejados librados a su propia suerte, sin visas, abandonados, por lo que deben aceptar cualquier tipo de trabajo.

Existen muchos atletas jóvenes africanos que deambulan por países de la ex Europa del Este después de ser abandonados a su suerte tras fracasar en su intento por escaparle a la pobreza a través del deporte en las naciones ricas. Este  fenómeno afecta particularmente a los jugadores africanos que prueban suerte en el fútbol europeo y en especial a aquellos procedentes de República Democrática del Congo y Sierra Leona

Ante el parlamento europeo el representante de la Ong Culture Foot Solidaire y ex futbolista camerunés Jean-Claude Mbvoumin dijo: “el tráfico de jóvenes jugadores de fútbol entre África y Europa es una realidad, justificada por el hecho de que "los futbolistas africanos son los más baratos" y también los que ofrecen "mejor relación calidad/precio". "Los clubes compran jugadores africanos para revenderlos", explicó, "o los contratan cuando aún son muy jóvenes sólo para ver si dan buen resultado". En el caso de que se decida no renovar el contrato, "muchos acaban cayendo en la delincuencia o en situaciones imprevistas".” [28]

  "Es un problema que se da no sólo en Italia, sino en otros países desarrollados como Alemania, Francia o Bélgica, al que cientos y cientos de jóvenes atletas africanos llegan año tras año en busca del bienestar", explicó Filippo Fossati, de la Unión Italiana por un Deporte para Todos.” Se trata de “…un "mercado de tráfico de personas en el deporte", según su propia definición.”

La captación de niños para el fútbol le interesa a los clubes y representantes de jugadores porque significa que pueden ser preparados desde edad temprana y que apenas cumplidos los 18 años ya pueden ser comercializados o puestos a jugar competitivamente. (La FIFA prohíbe la venta o transferencia de menores de 18 años)
Otro de los motivos para esta incorporación infantil es que si los jugadores llegan con más de 12 años ocupan plaza de extranjero y entonces no pueden competir en las ligas juveniles.
Por este motivo representantes de jugadores o de clubes buscan en las zonas pobres de los países subdesarrollados niños que ronden en los 10 años de edad para ser llevados y presentados a los clubes.

“En los clubes europeos hay miles de niños y jóvenes, de entre 9 y 17 años con licencia para jugar al fútbol. Por ejemplo en España, el mayor mercado del fútbol actual, hay más de 340.000 jóvenes en esas edades. Los técnicos sostienen por experiencia, que apenas el 4% de ellos llegará a jugar en un equipo de primera división.” [29]

El europarlamentario belga Ivo Belet del Partido Popular Europeo autor  del informe  "El futuro del fútbol profesional en Europa", muestra su preocupación ante la posibilidad de que estas prácticas:   “... "degeneren en tráfico de niños, con clubes ofreciendo contratos a menores de 16 años"  por lo que pide a la Comisión "que aborde el problema de la trata de niños en el contexto de la Decisión marco del Consejo sobre la lucha contra la trata de seres humanos"...” [30]

Dejando el deporte de lado, los clubes siguen la misma feroz lógica capitalista competitiva por la que el más grande devora o aplasta al más chico y donde la adquisición de niños pobres prometedores al menor costo posible, es vista como una inversión provechosa.

Una vez más el poder económico implica impunidad, los clubes del mundo han establecido una especie de código y estructura propia que en la mayoría de los países se rige más allá de las leyes y de la intervención de la justicia.
“El mercado del fútbol mundial, de miles de millones de dólares anuales, está lejos de todo control estatal, y las pocas veces que los estados u organizaciones internacionales, como la Unión Europea, han intentado legislar, han visto como sus "recomendaciones" han caído en saco roto, o simplemente no se respetan. “ [31]

Aún en el caso en que el jugador consiga profesionalizarse, cerca del 50 por ciento no firman contratos de trabajo y cuando lo hacen estos contratos resultan problemáticos desde el punto de vista jurídico. El jugador individualmente se halla en franca desventaja, poco puede hacer ante el club, la asociación de fútbol nacional y la FIFA, sin contar que en el medio tiene un contratista que saca partido de ambas partes. 

Para terminar veamos esta parte de una noticia que tiene como título Nuevas "estrellas":
“Esta semana fue noticia que el poderoso equipo alemán, Bayern de Munich, fichó al jugador peruano Pierre Larrauri, de sólo 13 años, considerado una de las futuras estrellas del fútbol de su país.
Barcelona de España fichó a 6 niños que su jugador estrella, Samuel Eto'o trajo de su escuela de fútbol en Camerún.
El Valencia cedió al Shalke04 alemán a Nikon Jevtic de 11 años, el joven inglés de origen yugoslavo que fue noticia porque su hermano lo entrena de niño para ser una figura del fútbol y nunca pisó un colegio.
El Getafe de Madrid consiguió el fichaje de Federico San Millán, de 12 años que estaba de vacaciones en España, se realizó una prueba y quedó en el club. El Atlético de Madrid fichó a Germán Pacheco un jugador del Vélez Sarsfield de Buenos Aires que recurrió por el caso al tribunal deportivo de Suiza.

El Espanyol de Barcelona, recibió a dos "promesas" de Argentina, Gastón Videla de 10 años y Lautaro Ludueña de 12 años. En este caso fueron acercados al club por dos contratistas, Miguel Meca y Sebastián Mercuri, abogados de Barcelona. Mercuri es argentino y su padre, Daniel, un experimentado técnico que dirigió en Colombia y hasta trabajó con Maradona hacia el final de su carrera en Newells Old Boys. En Argentina han denunciado además otros casos, como el de Oscar Trejo. Los padres invocaron la patria potestad y el chico de 18 años fue al Mallorca de España después de un litigio a través de la FIFA con su club, Boca Juniors.
Otro caso fue el de Fernando Forestieri, también de Boca. Los padres invocaron la patria potestad y se lo llevaron al Genoa de Italia y ya debutó en el Sub 17 de Italia.

Estos son sólo algunos ejemplos de casos que han llegado a la prensa, pero todos los días decenas de niños se somenten a pruebas en equipos europeos. Los clubes de los países subdesarrollados protestan, pero no preocupados por el tráfico de niños, sino porque se quedan sin cobrar los llamados "derechos formativos", es decir, recibir parte de la torta.” [32]




 

 

Trata para tráfico de órganos


Un negocio sumamente rentable y del que poco se habla pues se halla íntimamente relacionado con trabajos académicos, importantes clínicas médicas, con laboratorios, es el de extracción y comercialización de órganos humanos para transplantes.

Del mismo modo en que las personas son convertidas por una lógica de mercado, de compra venta y ganancia, en mercaderías, los órganos de estas personas también lo son.

La trata para la extracción y venta de órganos es sumamente sofisticada. No cualquier  persona es capaz de hacer las operaciones y tener los cuidados que se requieren para extraer y conservar, por ejemplo, un hígado, riñón o corazón.
Este tipo de delito requiere de conocimientos sumamente especializados –cirujanos-  y de infraestructura importante pues el órgano extraído debe hacerse mediante cierta técnica y en determinadas condiciones, las que también incluyen el resguardo, conservación y traslado del mismo una vez obtenido mediante reglas precisas que garantizan la confiabilidad del procedimiento y de la conservación.

Para que este negocio pueda funcionar sin obstáculos es necesaria una organización bien aceitada, equipada con los requerimientos propios para estas operaciones delicadas, con conexiones con clínicas importantes a las que recurran los compradores con poder adquisitivo suficiente, y con complicidades políticas que les permitan traficar sin obstáculos a través de continentes las vísceras obtenidas. O sea que los responsables de estos actos no hay que buscarlos en el bajo mundo del hampa sino dentro de la conjunción de la profesión médica, el mundo académico y el de los negocios.

Como sucede con la explotación sexual adulta, se crea una división falsa basada en la voluntad, en la libertad de elección. En este caso nadie discute cuando la persona es engañada o secuestrada para tal fin, la cuestión aparece cuando supuestamente es un trato voluntario entre  “vendedor”  y  comprador.

 El comercio de órganos tiene una fuerte publicidad que busca su aceptación y naturalización  quitando todo componente ético relacionado con la dignidad propia del ser humano. Esta propaganda  esta  vinculada con el suculento negocio para clínicas médicas y laboratorios de los transplantes de órganos.

El argumento central que es utilizado apunta a justificar el acto del “vendedor” quitándole todo dramatismo y haciéndolo ver como una transacción más entre muchas otras. El esquema es el mismo utilizado en los casos de explotación sexual adulta (prostitución),  la argumentación en torno a la “libertad”, a un contrato. Este principio aplicado a lo personal aparece contaminado por las ideas liberales de mercado, por lo que el cuerpo es desgajado de la persona y convertido en un objeto susceptible de ser sometido a las leyes del mismo. El reconocimiento de la autonomía del individuo, del poder de decisión sobre sí mismo, de su libertad para contratar,  incluye sus bienes y también a su cuerpo y por lo tanto sus órganos. Una vez más hallamos conjugadas la libertad y voluntariedad. La justificación ético económica es simple, se halla fundada sobre las mismas premisas que las de un contrato, y esgrime que en el negocio de la compra-venta de un órgano ambas partes resultan gananciosas: el comprador obtiene una mercancía y el vendedor el dinero correspondiente.
Esta equiparación con el  libre comercio implica el reconocimiento de la omnipotente ley de oferta y demanda lo que  aparece avalado por el conjunto de organismos como filósofos, abogados, psicólogos, médicos, expertos en Bioética, en economía.

Los órganos más requeridos para transplantes son riñones, hígados, corneas, bóvedas craneanas, porque luego le extraen la duramadre, que es la membrana que envuelve el cerebro, utilizada para las válvulas cardíacas y entonces necesitan muchos muertos, sobre todo jóvenes de entre 15 a 20 años.
Para determinados tipos de patologías se ocupan órganos mucho más jóvenes, entonces requieren niños entre 5 a 10 años
En EEUU el receptor final suele pagar $30 mil por el riñón; en Israel, alrededor de $20 mil. En Irak se consigue un riñón por $500.

El país más importante en el mundo en venta de órganos es la República Popular de China. Un hígado en estos momentos vale en China 50 mil dólares y los más apetecidos son los riñones.

El representante en Asia de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) advirtió acerca del aumento en la región los casos de tráfico con órganos humanos, siendo los más afectados los países pobres del sudeste como China, Camboya, Indonesia, Laos, Myanmar (Birmania), Filipinas o Vietnam
Este funcionario dice: “'las víctimas cada vez son más jóvenes (...) y en el Sudeste Asiático los traficantes se aprovechan del creciente índice de migración infantil' para vender sus cuerpos 'por partes'. ” [33]
A ello contribuye  el hecho de que 30 millones de asiáticos viven y trabajan fuera de sus países constituyendo  una mano de obra carente de cualquier tipo de protección legal.
De esta forma, muchos de estos desplazados se ven obligados a pedir limosna, delinquir, a dejarse explotar sexualmente o participar en redes de adopciones ilegales y matrimonios concertados, por lo que resultan ser víctimas fáciles para el comercio de órganos.

Sor María Juliana, misionera católica en Mozambique ha denunciado que niños son arrebatados de sus familias, mutilados, y encontrados despojados de sus órganos con el vientre abierto. Algunos de ellos han aparecido incluso en las proximidades del monasterio en Nampula del que es madre superiora.
Según la religiosa por un niño se pide 3.000 euros, "una cifra que puede alcanzar después de diversas operaciones de compraventa a unos 50.000". "Creo que se trata de un crimen protegido en el que puede estar implicada gente poderosa".....Sabemos quiénes son y dónde vive la gente relacionada con todo esto". [34]
 La impunidad y el poder con que se manejan estas bandas se ve reflejado en la actividad nocturna en el aeropuerto  cerrado situado a unos tres kilómetros del monasterio lo que  llamó la atención  a la congregación :  "Al principio creía que se trataba de temas de droga, luego ya pensamos en tráfico de personas". 
Paralelamente Graça Machel, ex ministra de Educación, denunció que en el 2006 desaparecieron 800 niños en ese país.

Una noticia publicada el 22 Julio 2007 [35]  informa que tras  de la muerte violenta -descuartizamiento- de jóvenes integrantes de maras o pandillas podrían estar los traficantes de órganos.  Sólo en este año han muerto en condiciones misteriosas 80 jóvenes, algunos aparecieron sin cabeza u otras partes del cuerpo.
Los mismos informes transcendieron de otros países pobres de Latinoamérica y Africa. En tanto en China y Afganistán se denunció que algunos campos de concentración fueron utilizados para la extracción de órganos para trasplantes.

 

 

 

Trata de Niños y Niñas


La explotación de niños en cualquiera de sus formas cubre todo el espectro etario, desde bebés (por ejemplo en pornografía) hasta los 18 años que marcan las Convenciones internacionales.

Con relación a este tipo de explotación no hay cifras que puedan ser consideradas válidas, sobre todo si tenemos en cuenta que en general existe cierto grado de rechazo social a estas prácticas con niños por lo que tiende a ser ocultada o son totalmente encubiertas por tratarse de delitos.
De todos modos las cantidades que podemos considerar conservadoras, de las instituciones internacionales son realmente escalofriantes.

Una vez más uno de los factores decisivos es el económico. Los niños y niñas son “mano de obra” sumamente barata, fácil de someter pues ofrece poca resistencia. Pueden ser usados en distintos tipos de trabajos, aún sumamente arriesgados. También existe en el  mercado una demanda muy amplia y capaz de pagar grandes cantidades por  pornografía y o  “prostitución” infantil.

En los países pobres los niños son fácilmente obtenibles. El hambre al que muchas familias son sometidas hace que sean capaces de desprenderse de sus niños ya sea porque se les da dinero o mercaderías a cambio, o porque creen en la promesa de que dándolos  tendrán un futuro mejor, con comida, vestido y educación.
En la captación, traslado y venta intervienen organizaciones importantes, incluso fuertemente relacionadas con el poder público, esto se ve muy claramente en el caso de las adopciones ilegales.

En todos los países existe una proporción importante de niños desaparecidos cuyo destino final queda desconocido, por ejemplo en  Brasil desaparecen alrededor de 40 mil niños y niñas anualmente, la mayoría de estos casos se resuelve rápidamente, pero queda un resto que oscila entre los 4 y 6 mil niños que siguen en esa condición.  [36]

La esclavitud infantil es una cuestión económica y política. Millones de niños y niñas quedan atrapados y son puestos a producir bienes, riqueza, servicios, a satisfacer la sexualidad de adultos, convirtiéndose en piezas claves para el mantenimiento de la industria y el comercio, o sea para el sostenimiento del sistema económico.

El documento dado a conocer por Save The Children  titulado "Small Hands of Slavery" (Pequeñas Manos de Esclavitud) informa que “Cerca de seis millones de chicos son obligados a llevar una vida de esclavos, sufren ataques, son explotados o violados regularmente…además sostiene que grupos vinculados al tráfico infantil ganan hasta US$ 32 mil millones anuales.”
El jefe de campañas  Bill Bell, dijo que "la esclavitud infantil no es un problema del pasado",  "Sigue habiendo millones de niños tanto en países ricos como pobres, que son forzados a llevar una vida de esclavos en condiciones horribles de humillación y abuso".
Sostuvo que "en la actualidad, hay en todo el mundo 1,8 millones de niños atrapados en el comercio de la prostitución, más de un millón de menores que trabajan como esclavos en minas, y otros millones más, algunos de hasta seis años, que son forzados a trabajar hasta 15 horas diarias como empleados domésticos"….."son tratados como productos comerciales, listos para ser prestados o vendidos a otros dueños sin aviso".
El informe también revela que 1,2 millones de niños y bebés son traficados anualmente en países de Europa Occidental, América y el Caribe y aclara que esa cifra está en aumento. [37]


Trata para Explotación Sexual Infantil


Unos 1,8 millones de niños son víctimas de abusos como la explotación sexual infantil, pornografía infantil o turismo sexual, en general en manos de redes de trata.
“En el caso de Europa, España registra unos 5.000 niños que son obligados a ejercer la prostitución, con una pornografía infantil que aumenta en un 10 por ciento por año.”
En un artículo titulado “Se venden niños en Centro América” la periodista Paloma Lafuente Gómez  expresó:
“Miles de niños son engañados y obligados a cruzar las fronteras de Centroamérica con fines de comercio sexual y prostitución. La falta de legislación e ineficacia policial unidos al bajo control migratorio en dichas fronteras constituyen los principales elementos que favorecen el auge de redes de tráfico de niños y el consiguiente negocio de comercio sexual y prostitución en el que desemboca.”  [38]
Esto se ve favorecido por la falta de controles fronterizos y la corrupción de los funcionarios de migración que, en muchos casos, actúan en conexión con las bandas de traficantes.
La falta de recursos y de posibilidades hacen que familias enteras o algunos miembros de ellas busquen llegar a los países del norte, por lo que son fácilmente captados por tratantes siendo los más vulnerables los niños, niñas y adolescentes.
En este derrotero una gran parte termina siendo víctimas de violaciones y otros abusos o  sistemáticamente explotados sexualmente.
Este es el caso de Guatemala donde cerca de 25.000 menores son deportados cada año desde México en su intento por emigrar a EE UU. En ese país la policía calcula que más de 2.000 niños y niñas están siendo explotados en más de 600 burdeles de la capital.
En otros casos los niños son abandonados por los traficantes en el camino, librados a sus propias posibilidades, por lo que terminan cayendo en las redes de explotación sexual infantil.

La extrema pobreza junto a la falta de posibilidades convierten a los niños y niñas ya victimizadas por esta situación en presas fáciles para explotadores y tratantes, como ejemplo podemos citar a Colombia.
En este país se ha registrado en la última década, “un aumento del número de niños y niñas inducidos a la prostitución y una creciente inducción en edades más tempranas, inclusive antes de los 10 años”, dice un informe de UNICEF.  Añade que “aproximadamente 35 mil niños y niñas menores de 18 años son explotados sexualmente en Colombia”. “El grupo de mayor riesgo lo componen los niños y niñas entre 5 y 14 años” [39]
El método más frecuente de engaño para reclutar víctimas son las ofertas para trabajar en el exterior y “los destinos más frecuentes Japón, España, Holanda, Alemania, Suiza, Italia, Hong Kong y Singapur”.
Colombia se ha convertido en uno de los principales centros de operación en América Latina de redes internacionales de promoción de la prostitución y la pornografía infantil. Las autoridades han detectado conexiones con redes de Europa.
Hay que tener en cuenta que más de la mitad de la población  ha sido desplazada por el conflicto armado, “durante los últimos seis años son niñas y niños” (1′100.000), según UNICEF. 




Organizaciones sociales de Medellín, Colombia,  denunciaron casos aberrantes de "esclavitud de niños", sometidos al abuso social y a la mendicidad, muchas veces "alquilados" por sus padres. 
"Nosotros tenemos en cada esquina de Medellín un circo y en cada estación del metro un prostíbulo, y todos ellos con menores de edad"
Señalan casos de niñas llevadas a la prostitución por sus propias madres por unos pocos pesos y hasta por un frasco de pegamento que usan como estupefaciente.
"Los taxistas llegan tranquilos y usan a las niñas por cualquier dinero pero nadie dice nada porque en Medellín impera la red del silencio".
También hay prostitución de menores varones,  en dichas zonas hay más de 200 niños menores de 17 años que ejercen labores sexuales con travestis y homosexuales. "No quieren volver a sus casas y también se resisten a ser censados. Es común que 4 ó 5 niños se reunan, accedan a los mayores incluso en vía pública y por unos pesos que les permita pagar una posada durante la noche en un pieza cualquiera" [40]

Otro ejemplo indicativo de la gravedad de la situación es el Guatemala:  Leonel Dubón, de la organización humanitaria Casa Alianza, denunció que actualmente unas 2  mil niñas son explotadas sexualmente en Guatemala, en su mayoría provenientes de El Salvador, Nicaragua y Honduras, aunque también hay sudamericanas.
A pesar de que durante los últimos dos años 1.600 menores fueron rescatados de los centros nocturnos, sólo siete personas fueron procesadas y de ellas cinco condenadas por delitos conexos.

El Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondito manifestó que de acuerdo con los datos de la ONU, el 50 % de las personas explotadas comercialmente son menores de edad.
Considera que en América Latina "aproximadamente 2.000.000 de niños, niñas y adolescentes fueron víctimas de la explotación sexual y laboral dentro y fuera de sus países de origen". En Argentina, sólo en la región denominada Triple Frontera manifestó que "una estimación referida a la Triple Frontera (que comparten Argentina, Brasil y Paraguay), indica que al menos 3.500 niños, niñas y adolescentes son víctimas de explotación". [41]

 

Pornografía infantil


La pornografía infantil y su comercialización es un negocio en crecimiento.
África del Sur, Filipinas y entre nosotros México, son importantes productores de pornografía infantil.
El negocio que rodea al turismo sexual, la prostitución  y la pornografía infantiles llega a cifras más que tentadoras.  La Oficina de Investigación de Inmigración y Aduanas de la Embajada de Estados Unidos en México ha calculado que anualmente la pornografía infantil genera a las organizaciones criminales ganancias estimadas en 34 mil millones de dólares.
Según expresa Ecpat Internacional en su  “Informe global de monitoreo de las acciones contra la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes”,  México es el segundo país en el mundo en producción de pornografía infantil.

Nuestros países latinos son zonas sumamente vulnerables por la falta de leyes, por el descuido hacia los niños y por el importante rédito económico que se puede obtener de su explotación.



 

Turismo sexual infantil


Otra de las raíces del problema de la trata de menores, hay que buscarlo en la creciente demanda de personas menores de edad para sexo comercial, siendo el turismo sexual uno de los mayores negocios y la tercera mayor industria ilegal del mundo sólo por detrás del tráfico de drogas y armas. La cifra alcanza 2.000.000 de menores en el mundo, en su mayoría niñas explotadas sexualmente.
Los traficantes continúan sacando provecho de este suculento negocio cuyo beneficio mensual a escala mundial según un reciente estudio es de 1.000 millones de euros.
Los niños en los países desarrollados se hayan más protegidos del acecho de los paidófilos y pornógrafos infantiles. En general las leyes son severas y la persecución policial activa. De ahí que los pedófilos tiendan a viajar, ya sea solos o en grupos, a los países subdesarrollados donde las leyes son permeables o inexistentes y el dinero y la corrupción les otorgan impunidad, por esto la trata de niños y niñas con esta finalidad se ve incentivada por el mayor precio que tiene el acceso a estos.

De los casi 600 millones de viajes internacionales que se realizan en el mundo un 20% de estos viajeros reconocen salir en la búsqueda de prácticas sexuales y de ellos un 3% confiesa su interés por la pedofilia.
En España, por ejemplo, la cifra asciende a 35.000 ciudadanos que viajan a Latinoamérica para mantener relaciones sexuales con menores de edad.

Por ejemplo en Perú el turismo destinado a la explotación sexual infantil afecta a cerca de 10 mil niñas/os y adolescentes  La red de explotación sexual está articulada en bares, discotecas, prostíbulos y hoteles . [42]
En el sudeste asiático la pedofilia está íntimamente ligada a los comportamientos de extranjeros, básicamente japoneses y occidentales. Según Naciones Unidas, sólo en 2004, Camboya recibió la visita de unos 200.000 pederastas. [43]

“La magnitud de la prostitución infantil en las Américas es otro indicador del tráfico, porque suele darse en circunstancias que se ciñen a la definición del tráfico. La policía de Ciudad de Guatemala informa que, sólo en esa ciudad, hay 2.000 niñas prostituidas en más de 600 burdeles; también se ha descubierto en Guatemala la presencia de criaturas hondureñas y salvadoreñas prostituidas, algunas de ellas huérfanas a raíz del huracán Mitch. La ONG Casa Alianza estima que en San José, Costa Rica, hay 2.000 niñas sumidas en la prostitución. Otros cálculos señalan la presencia de 25.000 niñas prostituidas en la República Dominicana y 500.000 en el Brasil –en su mayoría traficadas internamente.” [44]
Se calcula que entre 1998 y el año 2000, cerca de 20 millones de menores de 18 años fueron víctimas de la explotación sexual en México.

“El turismo no es la causa de la explotación sexual de menores pero si provee de un fácil acceso a niños vulnerables (…) Latinoamérica parece ser, cada vez más, un destino atractivo para turistas sexuales. Se han desatado prejuicios acerca de la imagen de la mujer latina difundiendo ideas como que “están llenas de energía sexual” o que “sólo piensan en sexo”. Las zonas de más afluencia turística de este tipo están en Brasil y los países del Caribe.” [45]

Ciudades con turismo sexual infantil
“De acuerdo con el Informe Anual del Relator Especial Sobre Tráfico, Prostitución y Pornografía Infantil del Alto Comisionado de Naciones Unidas de Derechos Humanos, algunas de las ciudades que se han convertido en destinos de turismo sexual infantil son: Río de Janeiro, Managua, Manila, Bangkok, Santo Domingo, Nueva Delhi, Rabat, Dakar, Taiwán, Ibiza, Cancún, Puerto Vallarta, Tapachula, Vientiane, Phnom Penh, Hanoi, Miami y Los Ángeles.”  [46]



Explotación laboral infantil    


Es tradicional que el trabajo infantil ha desempeñado un papel importante en las economías ya fuere en el sector agrícola,  doméstico, fabril. Con la Revolución Industrial y el auge del capitalismo, rápidamente los niños y niñas fueron incorporados a las tareas en los telares, en la manufactura y en las minas, sin dejar las agrarias. De este modo el trabajo infantil se ha transformado en una forma de explotación específica hasta constituirse como una de la formas  propiciadas por este sistema económico, político y social  para bajar el  costo de la mano de obra, para la creación de una clase social dedicada a la creación de una riqueza a la que nunca accederá.

Vale la pena reiterar que el trabajo infantil es una de las formas más perversas y aberrantes y instrumentadas  por el sistema económico capitalista, político y social liberal para bajar el denominado costo de la mano de obra, generar mayor ganancia y así incrementar el capital.

La erradicación de la explotación laboral infantil, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial, implicaría delimitar y aplicar políticas de Estado las que sólo son enunciadas en discursos pues lo que prevalece es el mantenimiento del comercio y la renta.

Estas condiciones son sostenidas por los gobiernos, los aparatos de poder en general y las grandes corporaciones económicas en particular. Son estos los que usufructúan los beneficios de la explotación infantil.

En este caso, como en cualquier otro donde la explotación humana esta presente no es admisible hacer distinciones como por ejemplo entre tareas riesgosas y menos riesgosas o como propone la OIT  “peores formas de trabajo” ya que esto implica acordar y ser cómplices. Tampoco es ético recurrir al consabido argumentos de las “técnicas o formas de sobrevivencia” cuando en realidad hablamos de trata de personas, de explotación. Con esto se encubre la responsabilidad de los explotadores y de los gobiernos. 





En términos generales se calcula que la trata infantil origina alrededor de 23.000 millones de euros anuales.

Este año la organización ‘Save the children’ dio a conocer su informe titulado "Las pequeñas manos de la esclavitud", en el que denuncia que millones de niños en todo el mundo son sometidos a trabajos forzados y a la esclavitud infantil. El documento revela que 1,2 millones de niños son víctimas de ese tipo de tráfico cada año y el número aumenta.

El mundo el trabajo infantil reúne a 218 millones de niños y niñas  de hasta los 17 años, de este total, según Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más de 8,5 millones trabajan en condiciones de esclavitud y 126 millones en condiciones peligrosas.

La agricultura es el sector con mayor índice de trabajo infantil -casi el 70% del total mundial-, 132 millones de niños con edades entre 5 a 14 años se ven forzados a trabajar en la agricultura, según la FAO. Son la mano de obra más barata, sumisa, silenciosa.  Trabajan en jornadas inacabables, entre pesticidas y maquinaria pesada y herramientas peligrosas.

En la minería un millón de menores es explotado en minas y canteras en más de cincuenta países de África, Asia y América del Sur.
En África Occidental 200.000  niños son sometidos  en las explotaciones de mayor riesgo, oro, diamantes, muchas veces son drogados para que toleren las largas jornadas sin aire y con emanaciones tóxicas.

Otra modalidad es el trabajo forzoso para pagar deudas familiares. Sólo en la India 15 millones de niños obligados a  trabajar en las peores condiciones imaginables, a cambio de nada, atados durante años a usureros y prestamistas.

Una forma diferente es  la esclavitud doméstica. Apenas se ve porque se desarrolla intra muros, pero el drama alcanza a decenas de millones de chiquillas convertidas en esclavas domésticas  al arbitrio de su patrón o patrona.
"Save the Children" subraya que millones de niños en todo el mundo son obligados a trabajar hasta quince horas al día en el servicio doméstico,  muchos son golpeados, se les priva de comida y son víctimas de abusos sexuales.

Se considera que aproximadamente  300.000 niños menores de 15 año se hallan sometidos como soldados en al menos trece países.
Aunque su reclutamiento desciende, no cesa, a pesar de los convenios internacionales que lo prohiben.
Cerca de 11.000 niños en la República Democrática del Congo están detenidos por grupos combatientes.
Estos niños son desarraigados, pierden todo referente social y afectivo, enviados a combates, muchas veces drogados; las niñas además deben prestarse para satisfacer sexualmente a los varones. Se ha sabido también que muchos de ellos han sido usados como escudos humanos.
Si bien directamente a esta modalidad no se le puede hallar una búsqueda de rédito económico  directo, indirectamente sí. Las organizaciones armadas irregulares, que son las que recurren a este tipo de trata, se hallan financiadas por intereses que ven en la lucha una forma de obtención de ganancias económicas. Los niños soldados acá también son mano de obra.

El matrimonio forzado es una de las formas de esclavitud muy extendida, aún niñas de tan sólo cuatro años son obligadas a vivir con sus maridos, añade el informe.
Cada año dan a luz 14 millones de niñas y adolescentes, y 100 millones se casarán antes de los 18 años en la próxima década, la gran mayoría por obligación.
El aspecto económico aparece resaltado cuando se sabe que una gran parte de estas niñas casadas forzadamente terminan siendo obligadas a la explotación sexual por sus maridos.



 

 Datos de algunos países


Alrededor de 122 millones de niños comprendidos entre los  5 y 14 años de edad son sometidos laboralmente en la región Asia-Pacífico, según la OIT, calculándose que la mitad de los niños explotados desempeñan trabajos considerados peligrosos.
Esta región incluye a tres de los países más poblados del mundo: China, India e Indonesia, los que tiene el nivel más alto de niños trabajadores del mundo.

China, los medios de ese país informaron en junio que cientos de agricultores, adolescentes y algunos niños habían sido obligados o engañados para trabajar en hornos en los que se imponían confinamientos casi carcelarios y brutales palizas. [47]
Fueron hallados niños esclavos en decenas de fábricas de ladrillos, algunos de estos pequeños han podido ser rescatados por sus padres, quienes habían reportado su desaparición a las autoridades.
Los niños eran vendidos por 65 dólares (49 euros) a las fábricas, donde trabajaban 14 horas diarias y se les golpeaba si no cumplían su trabajo o intentaban huir, lo que causó a algunos de ellos lesiones físicas o incluso invalidez.
“Un portavoz del sindicato de trabajadores de Zhengzhou, Hu Zhonghe, consultado por EFE, destacó que aunque el escándalo acaba de llegar a los medios de comunicación existe desde hace años, y que "ahora es menor que antes".
Respecto al empleo de niños esclavos, Hu destacó que el uso de empleados menores de 16 años (la edad mínima para trabajar en China) también se da en sectores como la construcción o la hostelería.” [48]
Como prueba del compromiso y ocultamiento por parte de las autoridades, el dueño de la
primera fábrica con esclavos resultó ser un hijo del secretario general del Partido Comunista en la localidad.

 En Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo con 240 millones de habitantes, la mayor parte de los niños explotados lo son en la agricultura y la ganadería, un pequeño porcentaje en las industrias y la pesca. Las autoridades calculan que más de 1,5 millones de niños  entre 10 y 14 años forman la fuerza laboral carente de escolaridad.

“La oficina Subregional de la OIT en Manila, Filipinas informó el 11 de junio pasado que más de 132 millones de niños y niñas entre 5 y 14 años ayudan a producir los alimentos que consumimos y la ropa que usamos.”  [49]

“En la India, hay unos 12,6 millones de niños atrapados en las redes del tráfico infantil (más del 1 por ciento de la población), según datos gubernamentales, aunque la Save the Childhood Foundation eleva esta cifra a 60 millones.
Estos niños se ven obligados a trabajar en la agricultura o en el ámbito doméstico y muchos de ellos se ven involucrados en el negocio de la prostitución. El trabajo infantil es uno de los caballos de batalla del Gobierno indio, que aprobó una ley a finales de 2006 para prohibir trabajar a los menores de 14 años, aunque aún está por ver su aplicación en un país que tiene entre 350 y 400 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, según datos de las Naciones Unidas.”

En Egipto, y en el contexto exclusivamente laboral, se considera "menores" a los que tienen menos de 14 años, pues de 14 a 16 es legal el trabajo de los niños como "aprendices". De la franja de edad entre 6 y 14 años, se calcula que el nueve por ciento de los varones y el 6 por ciento de las niñas realizan algún tipo de trabajo, no siempre remunerado, pues muchas veces es en el contexto familiar, y particularmente en el campo.
En el Líbano, un estudio del ministerio de Asuntos Sociales del 2005, censaba a 31.712 niños que trabajan con edades comprendidas entre los 10 y los 17 años, de los que un 86 por ciento son varones y un 13,9 por ciento niñas.
La mayoría de ellos hacen trabajos manuales que exigen poca o ninguna cualificación, como mecánicos, de carpintería, recolección de basura, limpieza y venta ambulante.

En Italia el trabajo infantil arroja unos 400.000 chicos entre 7 y 14 años, cifras suministradas por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IRES),  muy por encima de los 144.000 que calculaban los datos del gobierno italiano en el 2002. El Ires indica que el sur de Italia es la zona con más trabajo infantil, pues en ella se concentra más del 30% de estos trabajadores.

Sudamérica

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su informe producido con motivo del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, el 12 de junio ppdo, da cuenta que en América Latina y el Caribe se "ha visto un notable descenso" del número de niños trabajadores, que pasó del 16% al 5% entre 2000 y 2004.
No obstante ello, en nuestro continente americano 20 millones de niños y niñas son explotados como mano de obra barata, de esta cantidad el 35 por ciento lo hace en las peores condiciones.
Se calcula que las ganancias de los menores de 17 años en Latinoamérica suponen entre un 10% y un 20% de los ingresos de las familias. [50]

Según el censo elaborado en 2005 en Nicaragua, de un total de 681.548 niños entre 10 y 14 años, 53.643 pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA): 46.029 niños y 7.614 niñas, la mayor parte del sector rural, los trabajos más comunes son vender en puesto fijo o ambulante, lavar, planchar, coser, hacer y vender pan, tortillas, dulces y artesanías, trabajar como ayudante, aprendiz, obrero, peón, o en labores agrícolas.

“Según una fuente del Ministerio de Trabajo de El Salvador, en 2004 se manejaba que unos 30.000 niños estaban involucrados en actividades clasificadas dentro de las "peores formas de trabajo infantil" como la corta de la caña de azúcar, la recolección de curiles (moluscos) en los manglares, la de desechos en los basureros, la elaboración de pirotécnicos, y la explotación sexual. Cifras oficiales indican que a través de programas de inserción escolar y capacitación técnica, unos 12.000 niños ya no se dedican a esos tipo de trabajo.” [51]

“En Venezuela de cada 3 niños y niñas trabaja 1. Además se considera que 1 millón 100 mil niños y niñas trabajan en la economía informal, según un informe de diciembre de 2006 de la Fundación Instituto Capacitación e Investigación, en venta y ofrecimiento de servicios. 300 mil niños laboran en la economía formal y 206 mil en la prostitución, drogas y estafas.” [52]

En Perú, el 70 % de los niños y adolescentes que realizan alguna actividad económica trabajan en el sector agrícola bajo condiciones de explotación, su salud está en riesgo debido a que están en contacto permanente con químicos para fumigación, de acuerdo al Ministerio de Trabajo. El resto de los 2,5 millones de niños trabajadores, a quienes muchas veces se les impide estudiar, se dedican también al comercio ambulante, al servicio doméstico o a la producción de ladrillos.
La OIT también ha alertado de que unos 50 mil menores trabajan en minas artesanales, mientras que cifras oficiales revelan que al menos 9.600 niños y adolescentes son explotados sexualmente en ese país.

En Bolivia 1.500 menores de edad son explotados en el negocio minero. 
Una investigación llevada a cabo por el  Proyecto de Eliminación Progresiva y Prevención del Trabajo Infanto-Adolescente Minero (Petim) concluye que son al menos 1.500 los niños que trabajan en las minas de Cerro Rico de Potosí, aunque  supone que son más pues hay otros  que ingresan a los socavones en horarios nocturnos y no son registrados.
Nos encontramos con una explotación laboral a la que “voluntariamente” se ofrecen y prestan los niños ante la acusiante pobreza.  Esta situación de vulnerabilidad social es la que favorece no sólo la explotación sino  a la trata misma. Esto es lo que Petim expone del siguiente modo:
“Los campesinos que emigran a las ciudades, obligados por la erosión y pobreza de sus tierras, ven en la minería una fuente de acceso inmediato a recursos e ingenuamente involucran en el mismo a sus hermanos menores, esposas e hijos, sin percatarse de los riesgos a los que los exponen”.
El riesgo más importante es el de pérdida de la vida o de lesiones graves por algún accidente o consecuencias como bajo crecimiento y deformaciones a causa del traslado de la carga mineral, desorden sicológico, enojo, timidez y baja autoestima, trastornos visuales, falta de sueño, enfermedades cancerígenas o intoxicación a causa de la inhalación de gases.





Las ocupaciones de riesgo que ocupan a los niños son:

Ayudante de perforista
El adolescente apoya en el traslado de la máquina de un lugar a otro, controla que funcione bien, y llega a colocar la dinamita en los huecos.

Los moledores
Son los que se encargan de moler el mineral utilizando una herramienta metálica que pesa más de 60 kilos, denominado el quimbalete, y trabajan a la intemperie cerca de los socavones.

Los carretilleros
Su responsabilidad es empujar el vagón cargado de mineral hasta sacarlo de la mina y luego vaciar su contenido al buzón, en algunos casos tiene la posibilidad de usar la carretilla.

Los barreteros
Utilizando el cincel y combo se encargan de perforar las vetas ricas en minerales, su cuerpo pequeño es aprovechado para áreas inaccesibles y colocar el cachorro que llegará a explotar.

Los cargueros
Ingresan a la mina cargando una bolsa especial en la que llenan el mineral que recogen dentro la mina para luego descargarlo en un buzón cercano. El peso de la carga es mayor al del pequeño.

Los ayudantes
La mayoría apoya en las labores que hacen sus padres, unos recogen los residuos que se derrama, otros llenan las bolsas y los más pequeños venden trozos de minerales a los turistas.[53]

Según Unicef, en el Paraguay existen más de 30.000 niños en situación de riesgo.
Más de la mitad de niños y adolescentes del país se ven obligados a trabajar
Un estudio sobre la evolución del Trabajo en la Infancia y Adolescencia divulgado el 7/8/07 por la OIT revela que más del 50 % de niñez trabaja, que uno de cada siete niños no recibe educación y más del 90 % no tiene seguro médico con jornadas de más de 32 horas semanales.
De acuerdo con los datos oficiales del 2004, unos 338.mil de 5 a 17 años realizan alguna actividad económica en las zonas rurales. El 23 % de la población infantil es explotada laboralmente en las zonas rurales, mientras que en  las urbanas se reduce al 13 %.

Brasil es el país de Sudamérica con mayor número de menores que trabajan en la agricultura:
1,2 millón chicos de 5 a 17 años de edad trabajan en el sector agrícola. De ese total, por lo menos 500.000 tienen de cinco a 15 años.

“En Uruguay, el trabajo infantil bajó del 6,5 por ciento al 6,1 por ciento entre 1999 y 2007, según cifras oficiales. Aproximadamente 42.000 niños de entre 5 y 15 años trabajan en el país, a pesar de que la legislación uruguaya prohibe que lo hagan los menores de 15 años.” [54]

En Argentina se hallaron niños en trabajo esclavo en la industria textil, por ejemplo, se han encontrado niños en estado de servidumbre en los talleres clandestinos en la ciudad de Buenos Aires. Además es común el hallazgo de niñas menores sometidas a explotación sexual.

Las siguientes noticias pueden dar cuenta de la situación en nuestro país que todavía no ha salido suficientemente a luz. Además se puede ver como el límite entre tráfico y trata es débil, lo que en un comienzo quizá pueda ser considerado tráfico, o incluso cruce legal de fronteras, luego se puede mostrarse como trata.
"La Pastoral, con sede en La Paz, consideró que el problema de la trata de menores está en la frontera …"Según la Pastoral, cada mes desaparecen entre 9 y 11 menores en el sur de Bolivia, la mayoría en el departamento Potosí" (limítrofe con Jujuy), señaló a Clarín la cónsul argentina en Villazón, doctora Reina Sotillo. Estela López indicó que la PMH tiene indicios de que también se estaría produciendo tráfico de menores en la frontera Salvador Maza (Salta)-Yacuiba.
El martes 11, la Pastoral recibió en Villazón a una chica de 16 años que había logrado regresar a Bolivia tras más de dos meses de explotación. "En Oruro, al padre le dijeron que la llevarían a trabajar en costura en Buenos Aires -contó Estela López-. La llevaron a un restorán de argentinos, trabajando en la cocina desde las 6 hasta la medianoche".
"Cuando se terminaba la comida, ella no comía -prosiguió-. El padre de la mujer que la llevó ordenaba pegarle, diciendo: 'Es sucia, es boliviana'. Tiene cicatrices de uñas en el rostro. Después de la última paliza, la botaron a la calle". Pudo volver gracias a la ayuda de desconocidos.” [55]


Al Cónsul de Bolivia en Argentina le llegan chicos que se escapan de talleres ilegales. "El tráfico y la explotación comienzan con un engaño a los padres: 'Yo lo voy a mandar a estudiar, voy a cuidarlo si se enferma; y me va a dar una mano cada tanto'. Nada de eso ocurre. Muchos se escapan de los talleres de costura, aun cuando les quitan los documentos -cuenta el cónsul-. No tengo referencias sobre prostitución".
“Como una nena de 8 años, traída por unos tíos para hacer de niñera, que ni siquiera era enviada a la escuela; fue detectada cuando cayó muy enferma y debió ser hospitalizada. En cambio, otra niña de 11 años, traída con permiso de los padres para cuidar al hijo, terminó explotada en un taller de costura. "A veces, quien hace la denuncia es el dueño del taller de la competencia", apunta Gonzales.”
“Recuerda especialmente a un muchacho de 15 años, al que encontraron en mal estado de salud, caminando por la ruta a la altura de Baradero, decidido a volver a Bolivia a pie. Se había escapado de un taller de costura. "No pudimos hacer la denuncia: nunca se atrevió a darnos la dirección, porque allí había quedado un hermano y los dueños habían amenazado con matarlo", cuenta el cónsul.”  [56]


Asimismo, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) señaló que decenas de millones de niños y niñas trabajan en las plantaciones de todo el mundo, en nuestro país, se calcula según las proyecciones poblacionales del INDEC, para el 2006, que existen unos 4 millones de personas que viven en el campo, de este total entre el 40 y 45 por ciento pertenecen a la franja de edad entre 4-17 años.


Trata de niños y niñas para adopción ilegal.


“...la desaparición de menores, una constante en éste y en muchos otros países del mundo.
En su centro no hay ya ningún motivo de carácter ideológico ni voluntad de represión política, sino un apetito que se alimenta de la desigualdad social y del poder adquisitivo. Capaz, éste último, de comprar influencias e informaciones que dan acceso al tráfico de personas. ....Los desaparecidos de este tiempo se cuentan sobre todo entre los integrantes de dos sectores etarios bien definidos: los niños y las adolescentes. Compensar las carencias afectivas que suelen resultar de la ausencia de hijos y abastecer el mercado de carne humana que gira en torno de la prostitución, son los motores de este comercio inaparente, que no aflora casi a la superficie pero que es parte de una realidad dolorosa. .....
Este factor no es otro que la creciente pobreza que afecta a ciertos escalones de la sociedad, con su secuela de desarraigo, miseria, ignorancia y pérdida de referentes comunitarios, que tornan a vastos sectores de la población en canteras para el delito, tanto para el ejercido desde allí como para el que ellos sufren indefensos ante la prepotencia que les llueve desde todos los sectores....”  [57]

El mercado de niños para adopción es uno de los más importantes existentes generando para quienes comercian en él suculentas ganancias.
Resulta clara la participación de distintos sectores de la sociedad, dado que no sólo intervienen quienes captan a los niños sino también organizaciones dedicadas a hallar a los compradores, encargados de falsificar documentos, funcionarios que cobran por no ver y en muchos casos jueces dispuestos a avalar legalmente la compra.

Ante un comercio tan grande, como es la adopción ilegal, no se puede conocer el destino último de los niños y niñas ya que estos  pueden ser explotados sexual o laboralmente; en otros casos son utilizados para el tráfico de estupefaciente o de órganos.

Los gobiernos y otras instituciones que debieran velar por la integridad de los niños son cómplices cuando no activos favorecedores. En general los argumentos son dos: falta de recursos para luchar contra los tratantes y el convencionalismo seudo piadoso que dice que así se salva la vida de un niño pues se supone que con el adoptante tendrá todo aquello que la familia de origen no puede darle, cuando en realidad son los miles de dólares que puede costar cada criatura lo que termina decidiendo la “operación”.

Hablamos de enormes cantidades de menores, un ejemplo quizá sirva para dimensionar la situación:  “ La Organización Internacional para la Migración (OIM) informó hoy del retorno a sus hogares de 47 niños haitianos dados en adopción a un centro que presuntamente se dedicaba al tráfico de personas y que mantenía a los menores en condiciones inhumanas......Los padres dieron los niños en adopción a un centro de la capital del país, Puerto Príncipe, a cambio de la promesa de unas ayudas que nunca recibieron....”. [58]

Como ejemplo podemos citar una noticia proveniente de Guatemala, país con grandes desigualdades sociales y económicas que ocupa el cuarto lugar en la exportación de bebés después de China, Rusia y Corea del Sur.
La nota informa del “alarmante” incremento de adopciones por parte de familias estadounidenses, según lo dio a conocer  el Procurador General de la Nación Mario Gordillo.  Según este funcionario el año pasado se realizaron alrededor de 4 mil 900 adopciones internacionales, es decir que los niños fueron llevados al extranjero. El 95 % de adopciones en ese  país son internacionales, sólo el 4 % de los niños y niñas quedan en Guatemala.
Estas adopciones se dan en situación de ilegalidad ya que en una gran mayoría de casos se falsifican documentos por que los niños han sido robados.    [59]



La Fiscalía de la Niñez Víctima ha descubierto que se han utilizado tres métodos para la sustracción de niños: un falso trámite de apadrinamiento, la compraventa de niños a sus progenitoras y la sustracción en sí.
En uno de los casos se presume que los delincuentes se aprovechan de los pobladores de la provincia y les ofrecen un plan de apadrinamiento para sus hijos; luego les piden que firmen documentos que los comprometen a la entrega del menor para que sea adoptado.
Un dato  revelador: durante el año se han suscitado 22 linchamientos relacionados con robo de menores. [60]
La situación llegó a un punto álgido cuando en julio pasado una turba de enardecidos pobladores indígenas de una aldea del norte de Guatemala mantuvo retenidos a unos 15 maestros, trabajadores del ministerio de Educación y al alcalde del lugar, a los que acusaban de robar niños para darlos en adopción.
Varias poblaciones indígenas  han detenido a personas a las que acusaban de robar niños con esa finalidad, lo que ha dejado seis muertos, cuatro estaciones de la policía quemadas y una decena de heridos. Esto da cuenta de la gravedad de la situación. [61]

Otras noticias nos informan que en Guatemala una adopción ilegal llega a costar hasta 25 mil dólares, otras nos dicen que el precio  promedio podría ser de $42.000 pagado por muchas parejas  por niños  entregados ilícitamente los que eran conseguidos de forma irregular por una supuesta agencia de adopciones. Estas “agencias” son precisamente las que obtienen mayores ganancias en el proceso de adopción. [62] Organizaciones de derechos humanos han denunciado que los procesos de adopción son un negocio en el país que genera unos 200 millones de dólares anuales.

Otro tanto sucede en Nicaragua, que se “... está convirtiéndose en un país exportador de niños pobres”, dijo el ex Procurador de la Niñez, Carlos Emilio López. También manifestó que las adopciones ilegales funcionan comprando a la familia del niño, pero también sobornan al abogado de los padres, los cuales por medio de escrituras públicas otorgan documentos de patria potestad, guardia o tutela del menor, figuras que sólo pueden ser otorgadas por un Juez de Distrito Civil, y aclara: “Estas adopciones ilegales son una aberración jurídica, ya que los niños no son objetos ni mercancías, o propiedades para comprar o vender mediante una escritura pública. “ [63]

Según un informe publicado en el grupo Red No a la Trata por la Fundación Adoptar de la Provincia de Tucumán existirían dos zonas privilegiadas en Argentina para la “compra” de bebés: primaria, nordeste (Corrientes, Chaco, Formosa, Entre Ríos, Misiones), favorecida por la proximidad con países limítrofes y el tipo de etnia; secundaria, Santiago del Estero, en especial Añatuya y sudeste de la región.

Esta información dice que los niños serían obtenido de mujeres y niñas  pobres o indigentes y sin instrucción mediante la  promesas de entrega de terrenos, por pago de  $50, a cambio de  una bolsa de harina, o de artículos para el hogar, o viviendas evolutivas (por cada niño le construyen una pared).
 Mediante este procedimiento sólo en Añatuya se tratarían mensualmente aproximadamente 12 bebés.

 Según dicha Fundación los bebés serían vendidos en  sumas que podrían oscilar entre $ 2.000 y $ 30.000, también a cambio de terrenos, otros bienes y hasta en cambio por casas fiscales.

 El destino de estos bebés es la provisión interna  o internacional para "adopciones ilegales", especialmente para España y Alemania. En este último caso el precio de un niño/a  podría ubicarse  entre 30.000  y  50.000 euros, más gastos de traslados del intermediario si lo hubiera.
Otros destinos serían la explotación laboral,  pornografía infantil, abuso sexual, tráfico de órganos. [64]







Perspectivas


El avance de la ideología capitalista neoliberal  lleva a la profundización en el deterioro del respeto a la dignidad humana lo que se manifiesta concretamente en el aumento de las guerras, en la sostenida miseria en la que son sumidos y sostenidos pueblos, en la explotación aceptada y mantenida como base de la riqueza de algunos, en el uso de la exclusión social como válvula de ajuste.
En este marco las mujeres, niños y niñas continúan siendo objetos de intercambio y receptáculo de las frustraciones y violencia.

Carlos Castresana Fernández, representante de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito en México, ofreció una conferencia en el Congreso Internacional de Seguridad, Narcotráfico y Delincuencia Organizada, donde dijo que la trata   ".... es el negocio del futuro, el negocio de los próximos años". Incluso manifestó que el tráfico de drogas esta perdiendo terreno ante la trata de personas.  [65]

El constante y mantenido deterioro de las condiciones de trabajo junto a la exclusión propician el terreno para la trata de personas y la aceptación resignada de la propia explotación como único medio de sobrevivencia.
En este sentido  los dirigentes sindicales de la Confederación Sindical Internacional (CSI) [66]asistentes a la 13a. reunión de la Red Sindical de Asia y el Pacífico (APLN),  enviaron un  mensaje a la inminente cumbre de líderes, solicitando que en lugar de continuar concentrándose únicamente en la liberalización del comercio y las inversiones,  deben hacer frente a las realidades económicas y sociales de la mayoría de las personas de la región.  Asia y el Pacífico están al borde de una crisis de empleo,  falta la oferta de trabajo y la gente lucha por sobrevivir en la economía informal, aumenta la desigualdad, caen a pico los niveles sociales y millones de personas se van de sus países para tratar de ganarse el sustento.

"Cada vez son más las personas a quienes les resulta imposible conseguir empleos regulares y formales y quienes los tienen, ven que sus salarios decrecen y se eliminan otras prestaciones. En muchos lugares, los salarios no siguen el ritmo del aumento de la productividad y ni siquiera el de la inflación y se deteriora la seguridad en el empleo. La duración del trabajo está aumentando y bajan las condiciones de trabajo. Millones de personas ven que la única perspectiva que tienen de ganarse el sustento y mantener a sus familias consiste en trabajar al margen de la economía principal, donde la duración del trabajo, las condiciones, las prestaciones y los salarios tienen un significado limitado y no existen los derechos", dijo Sharan Burrow, Presidenta de la central sindical nacional australiana Australian Council of Trade Unions (ACTU) y de la Confederación Sindical Internacional (CSI).

"La trata de personas, el comercio del sexo y la explotación y abuso que sufren los trabajadores y trabajadoras, especialmente los trabajadores migrantes, son las facetas negativas de la mundialización...", dijo Sharan Burrow.
También expresó que en este momento 1,36 millones de personas de Asia y el Pacífico son víctimas de trata a través de fronteras nacionales y destinadas a explotación sexual o económica, constituyendo los menores hasta el 50 % de esas víctimas.
"Continuamos recibiendo de Asia y el Pacífico informes de trabajadores y trabajadoras migrantes a quienes se explota, agrede o inclusive asesina mientras trabajan en condiciones a veces análogas a la esclavitud....." dijo.  [67]

La situación en el resto del mundo no es  mucho mejor: Tomemos como ejemplo a Japón.
En ese país crece una categoría social y económica, lejos de la riqueza y cerca de la exclusión, nacida en la recesión de los 90: los "freeters".  Pese a la milagrosa y extraordinaria recuperación del Japón que lo ha convertido en uno de los más ricos del mundo ellos no tienen casa, trabajo ni futuro.

La palabra surge de una comunión entre el término free (libre, en inglés) y arbeiter(trabajador, en alemán), y denomina a personas de entre 15 y 34 años que están fuera del mercado laboral formal, cada tanto encaran alguna changa y carecen de cualquier subsidio estatal.
Se estima que entre los "freeters" y los desempleados suman 5,5 millones de personas debajo de los 35 años, lo que implica al 28,7% de los japoneses de esa edad.

Otra categoría también novedosa se cruza con ellos son los "neets" (término acuñado en Gran Bretaña), cuya sigla responde a la frase "actualmente no ocupado ni en empleo, ni en educación ni en capacitación". Este es un fenómeno social creciente que también se extiende, aunque en menor escala, a Corea del Sur y China.

“En Japón, la brecha entre ricos y pobres comienza a asustar, al punto que la palabra "clase", un término que no estaba incluido en el lenguaje político japonés, ya se hace oír, según explica en un artículo del diario Asahi Shimbun Kenji Hashimoto, sociólogo y docente de la Universidad Musashi, en Tokyo. Según el experto, el número de pobres en Japón crece a pasos acelerados. La taza de pobreza es hoy del 15,3%, la segunda más alta entre países industrializados, detrás de EE.UU.”
Un estudio reciente arriesgó que, de seguir la tendencia, para el 2014 habría 10 millones de "freeters" en Japón.  [68]
La situación en América Latina y el Caribe también es grave. De acuerdo al informe 'Juventud y trabajo decente en América Latina y el Caribe'  [69] de la OIT al menos 64 millones de jóvenes  están desempleados, no estudian o trabajan en condiciones muy precarias
Esto implica que el 46 % de los desempleados  son jóvenes y miles de ellos optan por el subempleo en la economía informal (comerciantes, vendedores ambulantes y en otras ocupaciones callejeras).
De esos 64 millones de jóvenes, 10 millones están en el 'desempleo abierto', 22 millones no estudian ni trabajan y 32 millones laboran en pésimas condiciones, es decir, con bajos salarios y carentes de protección social.

Los cientos que se deciden por el autoempleo, por un 'negocio' propio, lo hacen por la falta de oferta laboral y por la necesidad de ingresos y no por haber detectado alguna oportunidad empresarial. La mayoría de ellos  fracasa a los pocos meses ante la competencia desequilibrada con empresas consolidadas.

El documento también señala que en el mercado laboral  subsiste la discriminación por cuestiones políticas, de raza, edad, sexo y de origen étnico. Los grupos más vulnerables son los indígenas, los ancianos y las mujeres, en especial las madres solteras.
En cuanto a las mujeres 16 % se dedica al trabajo doméstico remunerado y 30 % se ocupa en atender sus hogares. El resto por lo general, son madres adolescentes con poca escolaridad, pobres y solteras sin experiencia, por lo cual son empleadas en condiciones muy precarias.

Mike Davis en su  libro Planeta Favela del 2006, presenta una investigación  sobre la favelización que ocurre aceleradamente en todo el mundo. Sostiene que a partir de la irrupción del neoliberalismo en los ochenta los países periféricos quedaron desestabilizados socialmente, con millones de personas lanzadas a la más pura informalidad. Para el sistema, ellos son “aceite quemado”, “ceros económicos”, “masa superflua” que ni siquiera merece entrar en el ejército de reserva del capital.
Esta exclusión se expresa en la favelización que abarca cada año a 25 millones de personas en el mundo. Según Davis, el 78,2 % de las poblaciones de los países pobres es de “villeros”. Según la CIA, en 2002 nada menos que mil millones de personas estaban desempleadas o subempleadas y favelizadas.
Todo esto implica un "...ejército de niños explotados y esclavizados, como en las fábricas de alfombras de Varanasi (Benarés), en India, o en las “haciendas de riñones” y otros órganos comercializables en Madrás o El Cairo, o en formas de degradación casi inimaginables, donde las personas “viven literalmente en la mierda...”   [70]

Con relación a la situación Argentina, son contundentes los dichos del defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, durante la "Primera Jornada Internacional sobre Trata y Tráfico de Personas" en la que manifestó:  "Han aumentando en forma alarmante estas prácticas de violencia hacia la mujer y están diseminándose en todo el territorio nacional". Indicó que Argentina antes era un territorio al que llegaban mujeres de otros lugares del mundo para ejercer la prostitución, pero "en los últimos años se ha convertido en un país de origen, tránsito y destino de la trata de personas".
La Argentina alberga "zonas liberadas donde campea la impunidad" para los delincuentes que practican la trata de personas, fundamentalmente centrada en la "compra" de mujeres que son sometidas a regímenes de esclavitud sexual, "Por acción o por omisión, el Estado es negligente, cuando no cómplice..."  [71]



 

Referencias


El nuevo Protocolo sobre la trata de personas, Organización de las Naciones Unidas

Jyoti Sangera . The belly of the beast: Sex Trade, Prostitution and Globalization. Jyoti Sangera, Harvard University.
URL: http://www.hsph.harvard.edu/Organizations/healthnet/SAsia/repro2/jyoti_sangera.htm

Alison Phinney  “El tráfico de mujeres y niños para fines  de explotación sexual en las Américas . Una introducción al tráfico en las Américas”

“Carta Abierta al Jefe de Gobierno de la Ciudad!” 22-7-07 de Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de la Argentina, red nacional integrante de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans

La globalización del comercio sexual, Tammy Quintanilla.
http://www.apramp.org/upload/doc30_globalizacioncomerciosexual1997_esp.pdf

09 /9/ 2007
http://www.unionradio.com.ve/Noticias/Noticia.aspx?noticiaid=215096

22/5/2007
http://www.elnuevodiario.com.ni/2007/05/22/nacionales/49345

11/09/2007

16 /8/2007
 http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046175&Parte=0

5/6/2007
http://www.iadb.org/NEWS/articledetail.cfm?Language=Sp&parid=2&artType=PR&artid=3883


07-08-2007
http://www.radio.cz/es/articulo/94186

http://www.ain.cu/2007/junio/junio22iggoit.htm

2/ 1/ 2007
http://www.lacapital.com.ar/ 2007/01/02/ policiales/ noticia_355057. shtml

15/9/2007

15/9/2007
http://www.prnoticias.com/prn/hojas/noticias/detallenoticia.jsp?noticia=38248&repositorio=0&pagina=1&idapr=1__esp_1__

20/5/2007
http://www.trome.com/Tonline/Html/2007-05-19/onTractualidad0725206.html

01/5/2007
http://www.prensalibre.co.cr/2007/mayo/01/nacionales11.php

01.09.07
http://blogs.periodistadigital.com/codigoxy.php/2007/09/01/prostitucion_sexo_3524

23/8/ 2.007
http://www.aldiatx.com/sharedcontent/dws/aldia/locales/stories/DN-FW-SexRing_23dia.ART.State.Edition1.4238693.html

5/9/2007
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046791&Parte=0

13/08/2007
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046068&Parte=0

23/01/2007 
http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/rubriche/deportes/20070123202334177136.html

09-08-2007
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=54668

07-06-2007
http://actualidad.terra.es/sociedad/articulo/organizacion_asia_migracion_avisa_trafico_1627203.htm

02/03/2007
http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/investiguen/ninos/desaparecidos/van/trafico/organos/elpepuespval/20070302elpval_3/Tes

22 /7/ 2007

10/07/2007

23 /8/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/08/23/um/m-01483989.htm


14 /6/ 2007

16/08/2007
http://www.cristianos.com/2004/08/35-mil-ninos-victimas-de-abusos-sexuales/

31/07/2007
http://www.caracol.com.co/noticias/459855.asp

11/09/2007
http://www.eltribunosalta.com.ar/edicion-salta/nacionales/20070909_171048.php

26/7/2007
http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=28728

22/1/07
http://www.adnmundo.com/contenidos/turismo/turisex_tu_220107.html

06/09/2007
http://oncetv-ipn.net/noticias/index.php?modulo=despliegue&dt_fecha=2007-09-05&numnota=52

24/07/2007
http://lta.today.reuters.com/news/NewsArticle.aspx?type=topNews&storyID=2007-07-17T140832Z_01_N17398866_RTRIDST_0_INTERNACIONAL-CHINA-ESCLAVITUD-SOL.XML

25/06/2007  
http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=115546

15/9/2007

21/5/2007

25/06/2007  
 http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=115546

02/07/2007
http://www.la-razon.com/versiones/20070702_005955/nota_244_447598.htm

11 /6/ 2007 -

14/09/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/09/14/sociedad/s-03215.htm

14/09/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/09/14/sociedad/s-03301.htm

28 /5/2007

15/9/2007

25/08/2007

12/07/2007
http://www.prensalibre.com/pl/2007/julio/12/176888.html

31/7/ 2007
http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/noticias/7183246.html

10/5/2007
http://www.radiolaprimerisima.com/articulos/1245

04/06/2007

10/09/2007
http://www.eldiariodeyaracuy.com/index.php?option=com_content&task=view&id=11359&Itemid=4

31 /8/ 2007
http://www.rebanadasderealidad.com.ar/csi-07-53.htm

24/8/2007

11/9/ 07
 http://www.argenpress.info/nota.asp?num=047031&Parte=0

11/9/07

11/09/2007
http://www.eltribunosalta.com.ar/edicion-salta/nacionales/20070909_171048.php







[1]El nuevo Protocolo sobre la trata de personas, Organización de las Naciones Unidas
[2] 09 de Septiembre de 2007
http://www.unionradio.com.ve/Noticias/Noticia.aspx?noticiaid=215096
[3] Al referirme colectivamente al gobierno, al Estado, o a funcionarios, necesariamente  en esta generalización  no hago justicia a aquellos funcionarios o estratos del gobierno que actúan con los medios que tienen a su disposición contra la trata de personas.
[4] http://www.elnuevodiario.com.ni/2007/05/22/nacionales/49345
[5] Jyoti Sangera . The belly of the beast: Sex Trade, Prostitution and Globalization. Jyoti Sangera, Harvard University.
URL: http://www.hsph.harvard.edu/Organizations/healthnet/SAsia/repro2/jyoti_sangera.htm
[6]
11/09/2007
http://www.eltribunosalta.com.ar/edicion-salta/nacionales/20070909_171048.php

[7] Alison Phinney  “El tráfico de mujeres y niños para fines  de explotación sexual en las Américas . Una introducción al tráfico en las Américas”
[8] Personas tratadas son obligadas a hablar por teléfono y hasta mandar algo de dinero a sus familiares para que estos crean que están trabajando y mejorando económicamente, logrando así ocultar la situación de esclavitud.
[9] 16 /8/2007
 http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046175&Parte=0
[10] http://www.iadb.org/NEWS/articledetail.cfm?Language=Sp&parid=2&artType=PR&artid=3883
[11] Principales países de origen  Tailandia, China, Nigeria, Albania, Bulgaria, Bielorrusia, América Latina, Caribe.
América Latina es considerada una región de origen, aunque también se da el fenómeno de tráfico intrarregional siguiendo el mismo lineamiento económico.
Principales países de destino son Japón, Israel, Bélgica, Holanda, Alemania, Italia, Turquía y Estados Unidos, Grecia.
[13] 07-08-2007
http://www.radio.cz/es/articulo/94186
[14] http://www.ain.cu/2007/junio/junio22iggoit.htm
[15] Jyoti Sangera . The belly of the beast: Sex Trade, Prostitution and Globalization. Jyoti Sangera, Harvard University.
http://www.hsph.harvard.edu/Organizations/healthnet/SAsia/repro2/jyoti_sangera.htm
[16] 2/ 1/ 2007
http://www.lacapital.com.ar/ 2007/01/02/ policiales/ noticia_355057. shtml
[18] “Carta Abierta al Jefe de Gobierno de la Ciudad!” 22-7-07 de Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de la Argentina, red nacional integrante de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans
[19]http://www.prnoticias.com/prn/hojas/noticias/detallenoticia.jsp?noticia=38248&repositorio=0&pagina=1&idapr=1__esp_1__
[20] http://www.trome.com/Tonline/Html/2007-05-19/onTractualidad0725206.html
[21] Jyoti Sangera . The belly of the beast: Sex Trade, Prostitution and Globalization. Jyoti Sangera, Harvard University.
URL: http://www.hsph.harvard.edu/Organizations/healthnet/SAsia/repro2/jyoti_sangera.htm
[22] Alison Phinney  “El tráfico de mujeres y niños para fines  de explotación sexual en las Américas . Una introducción al tráfico en las Américas”
[23] http://www.prensalibre.co.cr/2007/mayo/01/nacionales11.php

01.09.07
http://blogs.periodistadigital.com/codigoxy.php/2007/09/01/prostitucion_sexo_3524

[25] 23/8/ 2.007
http://www.aldiatx.com/sharedcontent/dws/aldia/locales/stories/DN-FW-SexRing_23dia.ART.State.Edition1.4238693.html
[26] 5/9/2007
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046791&Parte=0
[27]  13/08/2007
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=046068&Parte=0

[28] 23/01/2007 
http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/rubriche/deportes/20070123202334177136.html
[29] cit.
[30] cit.
[31] cit.
[32] 09-08-2007
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=54668

[33]  07-06-2007
http://actualidad.terra.es/sociedad/articulo/organizacion_asia_migracion_avisa_trafico_1627203.htm
[34]  02/03/2007
http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/investiguen/ninos/desaparecidos/van/trafico/organos/elpepuespval/20070302elpval_3/Tes
[37]   23/8/ 2007
http://www.clarin.com/diario/2007/08/23/um/m-01483989.htm

[38] 14 /6/2007
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=043850&Parte=0

[39] 16/08/2007
http://www.cristianos.com/2004/08/35-mil-ninos-victimas-de-abusos-sexuales/

[40] 31/07/2007
http://www.caracol.com.co/noticias/459855.asp
[41] 11/09/2007
http://www.eltribunosalta.com.ar/edicion-salta/nacionales/20070909_171048.php

[42] http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=28728
[43] http://www.adnmundo.com/contenidos/turismo/turisex_tu_220107.html
[44] Alison Phinney  “El tráfico de mujeres y niños para fines  de explotación sexual en las Américas . Una introducción al tráfico en las Américas”
[45] La globalización del comercio sexual, Tammy Quintanilla.
http://www.apramp.org/upload/doc30_globalizacioncomerciosexual1997_esp.pdf
06/09/2007
http://oncetv-ipn.net/noticias/index.php?modulo=despliegue&dt_fecha=2007-09-05&numnota=52


[47] 24/07/2007
http://lta.today.reuters.com/news/NewsArticle.aspx?type=topNews&storyID=2007-07-17T140832Z_01_N17398866_RTRIDST_0_INTERNACIONAL-CHINA-ESCLAVITUD-SOL.XML
[48]  25/06/2007  
http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=115546
[51] 25/06/2007  
 http://www.eltiempo.com.ve/noticias/default.asp?id=115546
[52] noticia citada ut supra
[53] 02/07/2007
http://www.la-razon.com/versiones/20070702_005955/nota_244_447598.htm
[55] 14/09/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/09/14/sociedad/s-03215.htm

[56] 14/09/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/09/14/sociedad/s-03301.htm
[59] 25/08/2007
http://www.telediario.com.gt/index.php?id=4694&tim=
[60] 12/07/2007
http://www.prensalibre.com/pl/2007/julio/12/176888.html
[61] 31/7/ 2007
http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/noticias/7183246.html
[62] http://www.radiolaprimerisima.com/articulos/1245
[63]  04/06/2007
http://www.elnuevodiario.com.ni/2007/06/02/nacionales/50276
[64] 5/8/2007
Fuente Red No a la Trata

[65] 10/09/2007
http://www.eldiariodeyaracuy.com/index.php?option=com_content&task=view&id=11359&Itemid=4
[66]   Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org
La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en
http://www.global-unions.org 

[67] 31 /8/ 2007
http://www.rebanadasderealidad.com.ar/csi-07-53.htm
[68]  24/8/2007
http://www.clarin.com/diario/2007/08/24/elmundo/i-02701.htm
[69]   11/9/ 07
 http://www.argenpress.info/nota.asp?num=047031&Parte=0
[71] 11/09/2007
http://www.eltribunosalta.com.ar/edicion-salta/nacionales/20070909_171048.php

 




La mayoría de las IMAGENES han sido tomadas desde la web, si algún autor no está de acuerdo en que aparezcan por favor enviar un correo a  alberto.b.ilieff@gmail.com y serán retiradas inmediatamente. Muchas gracias por la comprensión.
En este blog las imágenes son afiches, pinturas, dibujos, no se publican fotografías de las personas en prostitución para no revictimizarlas.
Se puede disponer de las notas publicadas siempre y cuando se cite al autor/a y la fuente.